21 de octubre de 2008

Histórico: Bolivia P L E N A. Refundación, renacimiento, revolución.

Han tenido que pasar muchos siglos y muchos muertos -indios y k´aras- para que Bolivia llegue a este punto trascendental de su apasionante historia contemporánea.

El segundo renacimiento democrático boliviano se inicia hoy, martes 21 de octubre, después de que el Congreso Nacional aprobó la Ley de Convocatoria al Referendo Dirimitorio y Constituyente que se celebrará el próximo 25 de enero de 2009 y en el que el pueblo boliviano podrá -una vez más- autodefinirse y reencontrarse en la búsqueda de su dignidad y en pos de la reconstrucción de su historia que ahora es su presente. Este logro inédito y visionario no es "un cambio estructural", en Bolivia no puede hablarse más de una coyuntura temporal, porque el país ha demostrado que las coyunturas son sólo discursivas y no permiten avanzar y que las estructuras no están para cambios ni para remiendos y que de hecho, no le pertenecen como vocablo a un país en el que "lo comunitario" está tomando su lugar. La conformación plurinacional del país y de su población (el hecho de que más del 50% es indígena) no es ni estructural ni coyuntural, es una r e a l i d a d.

De aprobarse el nuevo texto constitucional que ya no es un "collage" de parches, reformas y contrareformas político-institucionales, Bolivia estaría re-ingresando al nuevo siglo con el reconocimiento pleno de su carácter plurinacional y comunitario, reconociendo que los indígenas también conforman parte del estado con todos los elementos de su cosmovisión que por siglos ha convivido y ha sido compartida también por los no indígenas del país. De aprobarse la nueva constitución los ciudadanos estarían frente a la obligación de elegir nuevamente a las principales autoridades del ejecutivo y del legislativo del país en diciembre de 2009.

Sin ser una "verdad absoluta" o un dogma ideológico, el nuevo texto constitucional puede considerarse como la piedra fundamental de un nuevo Estado, cuyos ímpetus autonómicos por ejemplo, han superado las barreras de un Estado centralista y de la actual Constitución. La creciente necesidad de una nueva Carta Magna es irrefutable.

Presidente
El presidente Evo Morales, "el indio, el cocalero, el indefinido". La sola alusión del indio como Presidente Constitucional de TODOS los bolivianos podrá seguir provocando urticaria en los círculos más indómitos de la oligarquía nacional y en algunos otros que tras la elección de Morales se descubrieron sangre azul y piel clara, sin embargo la entereza y sobre todo el carácter visionario de Evo quedarán para la historia, así como la huella de su paso no sólo en el país sino en el resto del cono sur.

Evo, nuEvo... ¿y de nuEvo en el 2009? Así será, si la voluntad popular así lo decide y elige. Y si no, el camino que hasta ahora se ha recorrido y sobre todo el impulso generado serán imparables no sólo por inercia, sino por autodecisión.

Sentir
Sin cansarme de repetir que sí, que es cierto que no estoy allá y que no estoy viviendo el día a día de la revolución como me gustaría, quiero decirte país, que me enorgullece tu presente y que eres cada día más digno de mi respeto y admiración.

1 comentario:

  1. Anita, amiga no sabía que tienes un sitio en el ciberespacio, super que rico yo tb tengo uno, menos profundo claro, pero igualmente comparto contigo la alegría de tener a Evo como nuestro presidente, ya te pasare la dirección de mi cucha cibernetica
    http://palomaprieto-berggren.blogspot.com/

    besos amiga!

    ResponderEliminar

Comentarios:

Otras voces y palabras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...