17 de octubre de 2008

Referendum

Bolivia: Referéndum revocatorio
Los hechos y los escenarios


Texto elaborado por Ana Rosa López de Cárdenas
Karlsruhe, Agosto de 2008

Antecedentes
El primer hecho político e histórico que ni Bolivia ni los bolivianos deben perder de vista es la elección democrática de Evo Morales como Presidente de la República en el año 2005. A la cabeza de su partido político Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales consiguió lo que ningún otro candidato había conseguido en los últimos 23 años de vida democrática del país: el 50% más uno del voto popular (53,74%). Ni Morales ni el MAS se vieron en la necesidad de entablar una coalición política para ocupar la presidencia de la república, lo cual podría considerarse como un primer síntoma de estabilidad política y gubernamental.

Los desafíos del nuevo gobierno fueron delineados incluso antes de la propia elección; las principales demandas de los bolivianos estaban estrechamente ligadas a dos temas: la recuperación de los recursos naturales -específicamente el gas- y el referéndum autonómico. Ambos temas que ninguno de los gobiernos transitorios que se sucedieron tras la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada (Presidente electo hasta octubre de 2003) logró concretar. Tampoco se puede olvidar que la decisión ciudadana de elegir a Evo Morales como Presidente venía con una fuerte carga no sólo de esperanza sino también de castigo a los llamados partidos políticos tradicionales. La elección de Morales como el Primer Mandatario de origen aymará del país es por ello un hito histórico para la democracia y la política bolivianas.

Tras casi tres años de gobierno, el país vivió otras tantas situaciones trascendentales que se encargaron de dibujarle un nuevo rostro a la realidad nacional, hablamos por ejemplo del establecimiento de la Asamblea Constituyente, la nacionalización de los hidrocarburos y al re-posicionamiento de Bolivia en el concierto de las naciones. No cabe duda de que el gobierno de Morales tiene una tendencia socialista que se ha hecho evidente particularmente en su llamada posición antiimperialista, misma en la que muchos políticos de la oposición han querido ver la réplica del sistema de gobierno cubano y sobre todo la injerencia del gobierno venezolano.

Política exterior: relación con Venezuela y Cuba
El gobierno de Morales se identificó plenamente con las tendencias políticas de los países vecinos, especialmente Brasil, Cuba y Venezuela. La estrecha relación existente entre Evo Morales y el Primer Mandatario venezolano, Hugo Chávez ha dejado de ser sin embargo, una relación bilateral para convertirse hasta cierto punto en un “compadrazgo” que no ha sido bien recibido en la población boliviana.

El ingreso de militares venezolanos por una parte, así como de médicos cubanos al país ha despertado susceptibilidades que la oposición ha aprovechado para criticar al gobierno. Cabe la posibilidad de que el gobierno actual no esté delimitando adecuadamente su relación intergubernamental con Venezuela.

El papel de la oposición
La oposición, básicamente representada por el partido político llamado Poder Democrático Social - PODEMOS (organización política fundada por el ex-Presidente Jorge Quiroga Ramírez), tiene las característica inequívocas de una oposición poco constructiva y más que todo contestataria, hecho que no es una novedad en el escenario político nacional.

La oposición sin embargo, no sólo está presente en el Poder Legislativo a través de los diputados y senadores, sino también en las Prefecturas de Departamento que hasta hace algunos años eran cargos de confianza del presidente de la República. Cabe recordar que los prefectos de departamento también fueron elegidos por voto popular y de manera paralela en las elecciones general de 2005.

El discurso que hasta ahora ha manejado la oposición política permite afirmar que son dos los temas fundamentales que hasta ahora los opositores no han sido capaces de digerir, en primer lugar el corte socialista del gobierno actual y el hecho de que un “indio” ocupe la silla presidencial.

En el ámbito social, son varios los grupos de civiles que a pocas semanas de la realización del referéndum revocatorio han incrementado sus medidas de presión en contra del gobierno, por ejemplo los discapacitados, los mineros, los maestros entre algunos otros.

Los diferentes referédums autonómicos que hasta ahora se han llevado a cabo en el país y que fueron iniciados por el departamento de Santa Cruz, dan la impresión también de un país que por una parte estuviera fracturado y que por otra está iniciando un proceso de cambio profundo a partir de una realidad autonómica que ac-tualmente sobrevive como un híbrido en un estado centralista. Esta nueva imagen puede considerarse también como una amenaza para los resultados positivos que el gobierno de Morales espera obtener del referéndum revocatorio.

Referéndum revocatorio: perspectivas
Tras algunos meses de discusiones y polémicas sobre el tema, el 12 de mayo de 2008 fue promulgada la Ley del Referéndum Revocatorio cuya realización está prevista para el próximo 10 de agosto.

Después de una serie de movilizaciones protagonizadas por los prefectos de departamento en contra de las medidas adoptadas por el gobierno, el Presidente Evo Morales anunció por segunda vez a principios de diciembre de 2007 la realización de un referéndum revocatorio que permita ya sea garantizar el “modelo del cambio” o dar lugar a una salida a la crisis.

¿Qué le espera a Bolivia tras el referéndum revocatorio? Esa es hoy por hoy la gran incógnita. Según la Ley del Referédum Revocatorio, existen dos posibilidades. Si llegara a ganar el SI, el Presidente Morales se mantendría en el cargo hasta la finalización de su mandato constitucional y se esperaría que a través de ello cesen también las protestas de diferentes sectores sociales de la población, a través de ello se esperaría también que quede garantizada la continuidad de un gobierno de cambio que el país necesita urgentemente. En caso de que ganara el NO, el Presidente Morales convocará nuevas elecciones generales y queda la posibilidad a confirmar, de una reelección. En caso de que sea posible la reelección, es plausible un nuevo mandato de Morales, en caso de que la población eligiera a otro candidato, la paleta de líderes políticos en el país está demasiado desgastada, no hay figuras de reno
vación ni que sean capaces de ganar la confianza de la población.

1 comentario:

  1. Ana Rosa, es muy interesante tu análisis, que bueno que lo compartes.
    Cómo ves las cosas ahora? Según sé habrá referéndum para la nueva Constitución? Cómo ves tu país a futuro?
    Tengo una duda: Bolivia es un estado central y los departamentos tienen pocas facultades? o se ha descentalizado tipo Espana?
    Lo pregunto pues según entiendo, la cuestión con los departamentos ricos trata sobre la autonomía de éstos cierto? Qué tanto dependen del Gobierno central?

    Muchos Saludos,
    Gera

    ResponderEliminar

Comentarios:

Otras voces y palabras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...