22 de enero de 2009

Mi voz, mi palabra... SI!!!

En los 26 años de democracia que lleva el país, es la primera vez que se pone a disposición del pueblo boliviano la decisión de votar a favor o en contra de una nueva Constitución Política del Estado. Esa es una de las primeras y fundamentales razones que me permiten estar a favor de un proceso de cambio que como ningún otro, está dando frutos en el país.

Para muchos que se oponen a la NCPE sin haberla leído u hojeado por lo menos, vaya la referencia de que se trata de un documento que cuenta con 411 artículos y 10 Disposiciones Transitorias y que supera temática y jurídicamente el alcance de la actual Carta Magna, que dicho sea de paso, data del año 1967 y que a lo largo de todos estos años se ha convertido en un manojo de parches y suturas que no responden ya a la actual realidad del país. Es necio no aceptar la URGENTE NECESIDAD de una nueva Constitución Política, así como es necio también oponerse a ella sin fundamento y pero aún, sin una propuesta alternativa.

¿Razones para votar por el SI a la Nueva Constitución? Sí, claro que sí. Es una Constitución de carácter integrador, en el que se reconoce que el país no sólo es de mestizos y “disque” blancos, sino también de pueblos indígenas que reconocen como símbolos patrios a la Wiphala y a la flor del Patujú (Art. 6, II) y no sólo a la insustituible tricolor nacional. Es una norma que asume las diferentes cosmovisiones de un país entretejido de culturas y diferentes nociones de entender el mundo (Art. 8, I).

La NCPE apuesta por un modelo económico plural y comunitario que no puede calificarse a la ligera como un adorno retórico porque se trata de la reivindicación digna de un país saqueado y vejado por el neoliberalismo capitalista que ha sido la bandera de los últimos gobiernos nacionales.

La NCPE reconoce por primera vez y con todas sus letras que Sucre es la Capital de Bolivia (Art. 6, I). Ahora sí pueden decir los pobladores de la Ciudad Blanca que Sucre es constitucionalmente reconocida como la capital de la República. Reclamar la plenitud de esa capitalidad me parece razonable y legítimo.

Los Art. 56 y 57 causan en más de uno incomodidad e inquietud, ciertamente, puesto que se trata del derecho a la propiedad. Ambos artículos se complementan con el Art. 393 y el 397 de la NCPE. Todos estos artículos están pensados para proteger al país de los latifundios o tenencias ociosas e improductivas de la tierra. Para los “collas” que muy poco o casi nada hemos recorrido el hermoso oriente de nuestra patria sonará quizás absurdo, pero en esa región la tierra NO CUMPLE NINGUNA FUNCIÓN SOCIAL, lo que allí se ve rebasa por completo la lógica y más aún en un país como el nuestro en el que la pobreza es un amuleto de diario llevar. La NCPE quiere erradicar la servidumbre y semiesclavitud que anida en dichos latifundios.

¿Cuándo se había ocupado la Constitución Política del Estado de los medios de comunicación en el país? NUNCA y eso no tiene NADA que ver con limitar la libertad de expresión. En ese sentido el Capítulo VII del Título II de la Primera Parte de la NCPE establece un grupo de normas que deberían ser -por antonomasia- los principios que rigen la labor del comunicador social y de los medios. Para quienes estamos en el exterior y nos dedicamos a la actualidad del país A DIARIO se ha convertido en un verdadero desafío desentrañar día a día la verdad de los hechos que hacen historia en el país. Los medios de comunicación no sólo tienen libertad de expresión y de información, en el último tiempo se han dado a la tarea de la libre interpretación y desinformación.

Ya en otras oportunidades (ver http://mivozmipalabra.blogspot.com/) he criticado la estrecha relación existente entre los gobiernos de Bolivia y Venezuela, pero de eso a aseverar sin fundamento que la NCPE esté hecha por Venezuela raya en el absurdo y es sobre todo un insulto para quienes murieron debido a esa Constitución.

SÍ, SÍ a la Nueva Constitución, SÍ a un nuevo país, a un nuevo Estado pleno de y para todos. SÍ a la nueva Constitución, porque no quiero más Gonis ni más Mesas ni más Tutos para el país, porque respeto a quién obtuvo POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA DEMOCRÁTICA DEL PAÍS LA MAYORÍA ABSOLUTA DE VOTOS en las elecciones generales del 2005.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios:

Otras voces y palabras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...