8 de marzo de 2009

Mujeres: poesía y realidad

A una mujer

Concededme tu amor y tus miradas, y , al instante,
se encenderá mi alma en luminoso fuego,
y verás cómo brilla mi poesía en llamas
y cómo hacia ti vuelan los haces de mis versos.
Y cantaré tu boca, estuche de finas perlas,
tu blanca frente que enmarca negro cabello;
tus ojos puros de niña, de languidez divina
y tu voz, de más dulce son que la brisa nocturna.
Sabré encontrar palabras dignas de cada cosa
y seré tu profeta de santos arrebatos,
y la inspiración surgida ante tu aliento
de mágicos hechizos llenará mis poemas.
(De Kukolnik)

Los versos más hermosos así como las realidades más crueles tienen siempre como protagonistas a las mujeres, quizás porque esa naturaleza única nos hace más fuertes en las debilidades y nos hace más sensibles ante las dificultades de la vida. Quizás porque siempre somos protagonistas silenciosas para la vida y estruendosas para el amor.

Las mujeres... ¿qué es en realidad una mujer? No es sólo tener sedosos cabellos color de miel o la piel tan tersa cual terciopelo, no es sólo abrir la boca y emanar melodías. Por lo menos no es esa la imagen que refleja la prosa de la realidad.

Las mujeres aunque diferentes del otro ser que nos complementa, tenemos las mismas posibilidades, las mismas necesidades y las mismas oportunidades, muchas veces nos despojamos del llanto y del sufrimiento que nos estereotipa, para pasar a ser trabajadoras, líderes y madres sin necesidad de obtener expresiones de admiración.

Cada vez que se escucha hablar de las mujeres, se hacer para elogiar sus cualidades de madre, esposa, ama de casa, profesional, trabajadora, campesina u obrera... ¡qué poco se elogia a las mujeres!

Nadie ha saboreado pues, las lágrimas de una mujer, nadie ha sentido en su preocupación de madre el mundo oscuro que la atormenta, nadie ha percibido sus suspiros, sus sonrisas, su esfuerzo... sus manos.

Mujeres de poesía y de realidad. Mujeres que son versos en cada día de su vida, mujeres que son realidad y que son especiales, como especiales son las rosas en un jardín, como indispensables son los vientres que dan vida, como necesarias son para arrullar a la intranquilidad... mujeres, simple y complejamente mujeres.

Mujeres...
Domitila Chungara, con la piel curtida de insurgencias y la voz siempre presta a gritar verdades, retrata el coraje de la mujer minera. Su vida militante, su hablar sencillo en el lenguaje común y corriente de nuestro pueblo, inspiró obras testimoniales del aún fresco sufrir boliviano. Es en sí un poema y muchas, muchas canciones.
(De Zulma Yugar)

2 comentarios:

  1. wowowow, aluci anita!, tu blog ha progresado montonazos, pero lo mejor definitivamente es el contenido!, felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Hariso querido:
    Gracias por tu comentario y por seguir el Blog.

    ResponderEliminar

Comentarios:

Otras voces y palabras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...