Ir al contenido principal

“Yo, la reina de sus sueños”



Entrevista a la escritora boliviana Amalia Decker Márquez

Corren los días de la XIV versión de la Feria Internacional del Libro (FIL) en La Paz-Bolivia y aunque la tecnología y las nuevas y modernas formas de comunicación e información ofrecen muchas posibilidades para salvar la kilométrica distancia que me separa de tal acontecimiento, he preferido arroparme con la cercanía que me ha brindado en esta entrevista la autora boliviana Amalia Decker Márquez.

“Yo, la reina de sus sueños” es el título de su última novela, cuyo lanzamiento tendrá lugar este fin de semana en la Feria Internacional del Libro.


Mi Voz Mi Palabra: Amalia Decker es conocida en el ámbito de la comunicación social y el periodismo en Bolivia. ¿Cuándo y cómo te iniciaste como escritora de novelas y por qué?

Amalia Decker: El tiempo que lo puede todo ha dejado mi imagen en el recuerdo de alguna gente. Hace ya algunos buenos años que he perdido el contacto con los medios, incluso he dejado la columna en el periódico. Escribir todas las semanas es una responsabilidad que requiere ser sopesada, sobre todo porque el columnista se convierte en una referencia. Un día decidí poner distancia, pensando que sólo sería apenas un tiempo de reflexión pero aquí estoy cada vez más lejos y sin el impulso de retomar esta actividad a la que un día me entregué con tanta pasión. Mi último contacto con la profesión fue la corresponsalía con el periódico la Opinión de Los Ángeles. Sin embargo, mi alejamiento del periodismo nada tiene que ver con el oficio que hoy colma mi tiempo, mis sueños y la rebeldía que ello supone. El primer encuentro fue catártico, y en ese rito descubrí “la pasión de escribir”.

MVMP: Carmela es tu primera novela, ¿se trata de una obra en cierto sentido autobiográfica? ¿Es Carmela la segunda piel de Amalia Decker?

AD: Sí y no. Es una historia que la tenía atorada en el alma. Como dice el escritor Vargas Llosa: “inventar ficciones es una manera de ejercer la libertad y de querellarse contra los que quisieran abolirla”. Yo quise querellarme contra aquellos tiempos en los que la democracia se vio eclipsada. Trabajé con personajes reales, haciendo ficción sobre una verdad que vivimos los bolivianos y que sería bueno no olvidarla: los tiempos de dictadura. La protagonista recoge mi vida, es cierto, pero ella encarna a otros seres de carne y hueso que vivieron y sufrieron esos tiempos de desobediencia. Por lo tanto “Carmela” es la piel de una generación, y no en sentido arrogante.

MVMP: ¿Qué significó escribir Carmela para Amalia Decker?

AD:
Fue un ejercicio catártico pero con una fuerte dosis de rebeldía. Fue también una necesidad de reacomodar mis penas, mis alegrías y mis frustraciones. Pero también fue una manera de rendirle homenaje a la democracia, ésa a la que no valoramos en tanto no la perdemos. Fue también una forma de decirle un NO rotundo a las dictaduras, a todas, porque no hay buenas o malas.

MVMP: ¿Qué te inspiró a escribir Tardes de lluvia y chocolate?

AD:
Tardes de lluvia evocó otros tiempos. Es un relato que cubre el siglo pasado y comienzos de éste, pasando por los hechos históricos más relevantes del país, pero también pincelando escenarios de una Europa de épocas intensas. Es la saga de una familia de origen italiano que llega a nuestro país cargada de secretos, sueños y claro, un gran coraje a cuestas, como el que hoy cargan bolivianos, ecuatorianos, chilenos y otros latinoamericanos que se ven obligados a abandonar su país. Nadie abandona su lugar porque si. Lo hacen porque probablemente en el suyo sus sueños ya no pueden ser. Pero es también la historia de mujeres fuertes en medio de luchas por las utopías generales. Son voces del pasado. Es el sabor de la infancia y claro es, irremediablemente, el hoy con la carga del ayer. Esta novela ha sido traducida al portugués y publicada en el Portugal por la editora QUIDNOVI. Está en camino la traducción al italiano por la editora “CAIRO PUBLISHING” y su posterior publicación.

MVMP: ¿Qué ofrece Yo, la reina de los sueños a los lectores?
AD:
El intento de asesinato contra la joven esposa de un político prominente es lo que abre camino a una nueva novela llena de amor, odios, miedo y el permanente descubrimiento de un mundo que en el imaginario, probablemente, no es ni la sombra de lo que realmente es: la política. Se destapan en la novela semblanzas de personajes que se mueven en los ámbitos del poder político y económico de una clase social que inventa su burbuja para vivir sin culpas. Sin embargo, cualquier parecido con la realidad es pura casualidad.

MVMP: ¿Amalia, “has abandonado” el periodismo y la comunicación para dedicarte por completo a la actividad literaria? ¿O son actividades que se pueden complementar?

AD:
En estos tiempos de tanto apuro, cada vez tengo menos certezas. No lo sé. Por ahora mi dedicación central es la literatura. En mis ratos de ocio leo y hago collares con cuentas y semillas de todo el país, quizá es una manera de imaginar una Bolivia unida, sin tantos particularismos, donde la raza sea sólo una referencia de nuestra riqueza intercultural, y dónde el género humano sea lo que importe.


A quemarropa:

Una utopía:
Un mundo sin fronteras, sin pasaportes ni pasos migratorios
Un pecado: Tengo muchos
Un sueño: Ser cantante de cabaret por una noche. Sueño cada vez más lejano
Un breve resumen biográfico: Amalia Decker es boliviana, periodista de profesión y escritora de vocación. Fui perseguida política en los tiempos de dictadura, exiliada en dos oportunidades. Fui diputada cuando el país retornó a la vida democrática, y ejercí el periodismo por varios años y en diferentes medios escritos y televisivos. Soy madre de dos hermosas hijas y abuela de una niña preciosa e inteligente llamada Clara, quien me obliga con su imaginación inocente inventar historias a pedido: ella pone a mi disposición los personajes de la historia que debo contar.

Gracias, Amalia, por compartir con Mi voz, mi palabra.

Foto: http://www.alfaguara.santillana.es/upload/autores/2005/424.jpg

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Segundo lugar en el concurso internacional de material didáctico del Alumniportal Deutschland

El Alumniportal Deutschland es un portal online que tiene como público meta a todas las personas en el mundo que hayan estudiado o trabajado en Alemania. Busca hacer que estas personas creen nuevas redes de contactos de todo tipo: cultural, científico, laboral, académico, de ocio, etc. El común denominador en todos los casos es la experiencia vivida en Alemania y la manera de mantenerla activa y de reproducirla a través de actividades diversas.
Desde hace varios años el portal de los exalumn@s de Alemania convoca a concursos internacionales para desarrollar propuestas, proyectos o ideas sobre temáticas actuales. Este 2017 el tema del concurso denominado Hands-on-project (Praxisprojekt) fue el de la Agenda 2030 y las metas globales de desarrollo sostenible. 
Después de dos meses de preparación de propuestas, hoy finalmente se dieron a conocer los resultados. El equipo conformado por Camilo Cárdenas (Venezuela) y por esta quirquincha servidora obtuvo el segundo lugar del certamen internac…

Soledad Chapetón: Die tapfere Bürgermeisterin von El Alto

Carmen Soledad Chapetón Tancara ist der vollständige Name der Bürgermeisterin von El Alto, sie ist aber als „La Sole“ bekannt. Am 25. Oktober wurde sie 37 Jahre alt und ist damit eine der jüngsten Politikerinnen am Kopf einer Stadtverwaltung in Bolivien. „La Sole“ gewann 2015 die Gemeindewahlen in ihrer Heimatstadt El Alto und ist seitdem die erste Bürgermeisterin von einer der größten Städten Boliviens. El Alto ist auch eine Stadt in der nicht nur die sozialen Bewegungen besonders mächtig und protestierend sind, sondern auch eine wachsende Großstadt voller Bedürfnisse und Forderungen aller Art. Ihre politische Herausforderung ist deswegen auffällig und sehr, sehr groß.   

Soledad Chapetón ist besonders stolz auf ihre Eltern. Luis Chapetón (Vater) und Dalila Tancara (Mutter), beide Aymara-Immigranten verließen ihre Heimatdörfer in den Provinzen Camacho und Pacajes auf dem bolivianischen Hochland, um ein besseres Leben für ihre Kinder in der Stadt zu schaffen. Sie zogen deshalb nach El …

Un 21 de febrero cualquiera

Si Evo Morales hubiese aceptado hace dos años que más del 50% -el 51,3% para hablar con exactitud- de los electores de Bolivia rechazó la modificación el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar una nueva repostulación presidencial; si hubiese sido capaz de reflexionar tan solo un poco y de mirar hacia atrás con una pisca de conciencia; si hubiese recordado que prácticamente entre lágrimas fue posesionado como presidente de los bolivianos hace más de una década y que fue capaz de canalizar el desencanto y la bronca de miles de compatriotas que no toleraron en ese entonces un gobierno más de los llamados partidos tradicionales, entonces quizás tendríamos mañana un 21 de febrero “cualquiera”, una jornada para festejar de verdad un triunfo democrático, una fecha que recordar como si se tratase del aniversario de un feliz acontecimiento.
Por el contrario, los atropellos que hemos sufrido desde el 21 de febrero de 2016 se han acumulado como carbones al rojo …