Ir al contenido principal

De museos y sorpresas

La Paz está siempre en estado de metamorfosis. Un amanecer en esta ciudad nunca es igual al anterior y aunque la rutina suele instalarse como compañera, este lugar siempre nos guarda una sorpresa singular; una que tanto nos hace reír, llorar como estallar de bronca.

Sin embargo ya no es sorpresa por ejemplo, que la Larga Noche de Museos que ofrece La Paz a propios y extraños se haya convertido en la última década en una de las actividades culturales más importantes del año.  Sorpresa fueron para mí las colas que alegre y pacientemente formaron los visitantes ante las puertas de algunos museos que, en el cotidiano, desaparecen entre edificaciones que nadie considera como espacios culturales que se pueden visitar. Es el caso del Museo Elsa Paredes de Salazar o museo de muñecas ubicado en la Calle Rosendo Gutiérrez en Sopocachi. No, no tuve oportunidad de entrar. Había una cola que superaba las dos cuadras, precisamente a lo largo de dos calles que normalmente no suelen estar tan concurridas.

El Prado paceño muta igualmente en un museo viviente, en un mundo imaginado en el que pasean figuras de larguísimos pantalones y piernas de zanco o las divertidas y famosas Cebras de La Paz. Es otro ambiente el que se vive y se respira, un espacio de bullicio en el que nuestras pupilas no dejan de saltar.

Por lo menos una veintena de personas se detuvieron a observar a Ivañez, el artista de los retratos en yeso instalado en El Prado. Cuando apenas nos acercamos, nos sorprendió ver a una persona sentada en una silla que tenía la cara cubierta de paños empapados en yeso. Próximo al taller callejero de Ivañez, dos muchachas armadas con motosierras transformaban dos pedazos de tronco en algo más que figuras de madera.

El escenario al aire libre que se instaló sobre la Av. Ecuador a unos pasos de la Plaza España también reunió a un buen número de espectadores que aplaudieron por igual la performace que un grupo de jóvenes preparó por el Día contra la homofobia y lesbofobia y la contagiosa interpretación de una chacarera interpretada por el Ballet Folklórico Bolivia; ambas expresiones artísticas reunidas en un mismo escenario, eso no pasa todos los días.

Sorpresa fue también la exposición de fotografías que organizó la CAF-banco de desarrollo de América Latina. Si la  noche de museos trata de sacarnos del mundo de cada día para meternos en otro diferente y por lo general alejado, esta exposición fue la máxima expresión de ello, por lo menos desde mi particular punto de vista. La música, las luces, la disposición de las fotos, en síntesis todo era digno de comentario. Salimos deseando que el amplio estacionamiento con el que cuenta dicho edificio ubicado en la avenida Arce se dedicara siempre a lo mismo, ¡cómo hace falta un espacio así en La Paz! Y sobre la misma Av. Arce, otra sorpresa: el Goethe Institut que participó por segundo año consecutivo en la Larga Noche de Museos. Este pedacito de Alemania ofreció una serie de cortos animados, una exposición fotográfica y una novedad llamda "código qr". Se trata de esa matriz hecha a base de puntos que permite almacenar información y que puede ser leída con un teléfono inteligente (smartphone). Déjense sorprender el próximo año con ello.

Y así. Quizás mis sorpresas no les sorprendan a quienes son fieles seguidor@s de la Larga Noche de Museos paceña, es decir a quienes realmente visitan museos de verdad y no solamente cuatro sitios locos, pero buenísimos como fue mi caso. Las sorpresas no tienen fecha de caducidad, así que seguro vendrán más.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Segundo lugar en el concurso internacional de material didáctico del Alumniportal Deutschland

El Alumniportal Deutschland es un portal online que tiene como público meta a todas las personas en el mundo que hayan estudiado o trabajado en Alemania. Busca hacer que estas personas creen nuevas redes de contactos de todo tipo: cultural, científico, laboral, académico, de ocio, etc. El común denominador en todos los casos es la experiencia vivida en Alemania y la manera de mantenerla activa y de reproducirla a través de actividades diversas.
Desde hace varios años el portal de los exalumn@s de Alemania convoca a concursos internacionales para desarrollar propuestas, proyectos o ideas sobre temáticas actuales. Este 2017 el tema del concurso denominado Hands-on-project (Praxisprojekt) fue el de la Agenda 2030 y las metas globales de desarrollo sostenible. 
Después de dos meses de preparación de propuestas, hoy finalmente se dieron a conocer los resultados. El equipo conformado por Camilo Cárdenas (Venezuela) y por esta quirquincha servidora obtuvo el segundo lugar del certamen internac…

Soledad Chapetón: Die tapfere Bürgermeisterin von El Alto

Carmen Soledad Chapetón Tancara ist der vollständige Name der Bürgermeisterin von El Alto, sie ist aber als „La Sole“ bekannt. Am 25. Oktober wurde sie 37 Jahre alt und ist damit eine der jüngsten Politikerinnen am Kopf einer Stadtverwaltung in Bolivien. „La Sole“ gewann 2015 die Gemeindewahlen in ihrer Heimatstadt El Alto und ist seitdem die erste Bürgermeisterin von einer der größten Städten Boliviens. El Alto ist auch eine Stadt in der nicht nur die sozialen Bewegungen besonders mächtig und protestierend sind, sondern auch eine wachsende Großstadt voller Bedürfnisse und Forderungen aller Art. Ihre politische Herausforderung ist deswegen auffällig und sehr, sehr groß.   

Soledad Chapetón ist besonders stolz auf ihre Eltern. Luis Chapetón (Vater) und Dalila Tancara (Mutter), beide Aymara-Immigranten verließen ihre Heimatdörfer in den Provinzen Camacho und Pacajes auf dem bolivianischen Hochland, um ein besseres Leben für ihre Kinder in der Stadt zu schaffen. Sie zogen deshalb nach El …

Un 21 de febrero cualquiera

Si Evo Morales hubiese aceptado hace dos años que más del 50% -el 51,3% para hablar con exactitud- de los electores de Bolivia rechazó la modificación el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar una nueva repostulación presidencial; si hubiese sido capaz de reflexionar tan solo un poco y de mirar hacia atrás con una pisca de conciencia; si hubiese recordado que prácticamente entre lágrimas fue posesionado como presidente de los bolivianos hace más de una década y que fue capaz de canalizar el desencanto y la bronca de miles de compatriotas que no toleraron en ese entonces un gobierno más de los llamados partidos tradicionales, entonces quizás tendríamos mañana un 21 de febrero “cualquiera”, una jornada para festejar de verdad un triunfo democrático, una fecha que recordar como si se tratase del aniversario de un feliz acontecimiento.
Por el contrario, los atropellos que hemos sufrido desde el 21 de febrero de 2016 se han acumulado como carbones al rojo …