Ir al contenido principal

2015, ¿qué me tienes?





38507. Yo tenía el 38347, es decir que no le pegué al “gordo” de la lotería, pero me gané, osea que recuperé, los 50 bolivianos que invertí en mi billete. Nada mal para ser la primera vez que “empato” con este tipo de sorteos: 50 Bs a 50 Bs. Quizás tuve suerte, un poquito. Pero creo que suerte he tenido durante todo el año: un día me encontré un billete de diez Euros tirado en la calle, otro día fueron 150 bolivianos. Con frecuencia tuve la “suerte” de encontrarme moneditas de todo corte en los lugares más usuales: el piso, las bancas de la plaza, los asientos del taxi, etc. Lo mejor ha sido encontrar mi propio dinero en los bolsillos de mis chamarras o pantalones, aun siendo míos, fue una alegría “recuperarlos” justo cuando más los necesitaba.

Así me revolotea la última hora de este año en los recuerdos de la suerte o la poca suerte que tuve durante este 2014. Lo cierto es que: amo los chocolates, el tostado de haba, el ceviche y la crema chantilly. Los sábados en la tarde se hicieron mis favoritos. Leí solo seis de los doce libros que me había propuesto al comenzar este año: uno por mes. Es muy probable que el 2015 me pille leyendo el séptimo: Hablar con los perros de Wilmer Urrelo. Escribí menos de lo que hubiese querido, aunque ganas e impulsos no me faltaron y no quiero echarle la culpa a nada ni a nadie, ha sido mi pura (ir)responsabilidad. Después de años de férrea resistencia, acepté ir de campamento a Los Yungas, a Coroico y me gustaría volver. Desempolvé amistades de la infancia y de la juventud. Conocí historias tristes y finales felices. Pasé, pasamos en realidad, horas y horas y horas apoyando a mis hijos en su aprendizaje de piano y violín. Nuestro 2014 ha sido un hermosísimo e intenso pentagrama.

Este año no celebré mi cumpleaños, pero sonreí por el maravilloso regalo de la vida y de la fe. Comprobé que orar tiene un poder inigualable. Faltando poco para comenzar a respirar aires de fin de año perpetré radical corte de cabello y me declaro una feliz reincidente del “delito”. Disfruté a carcajada compartida de mi serie favorita “Friends”. Recuperé mi pasión por los aretes y anoté todos los acontecimientos de este año en una agenda de mariposa con hojas de papel. Tejí flores de lana, cosí un muñeco de nieve y hasta remendé. Proferí regaños y me perdí en apapachos, huí de la lluvia y sigo teniendo ganas de bailar. Y aquí termina este desordenado e incompleto archivo de recuerdos. Chau Chespirito, chau Gabo, chau 2014. 2015, ¿qué me tienes?, porque yo vengo sedienta de sorpresas, cargada de sonrisas, sueños y colores.

Comentarios

  1. Muy buen post!!!, Feliz año, que sea un año lleno de exitos!! :) saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Gustavo, gracias por leer y comentar, feliz año :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentarios:

Entradas más populares de este blog

Segundo lugar en el concurso internacional de material didáctico del Alumniportal Deutschland

El Alumniportal Deutschland es un portal online que tiene como público meta a todas las personas en el mundo que hayan estudiado o trabajado en Alemania. Busca hacer que estas personas creen nuevas redes de contactos de todo tipo: cultural, científico, laboral, académico, de ocio, etc. El común denominador en todos los casos es la experiencia vivida en Alemania y la manera de mantenerla activa y de reproducirla a través de actividades diversas.
Desde hace varios años el portal de los exalumn@s de Alemania convoca a concursos internacionales para desarrollar propuestas, proyectos o ideas sobre temáticas actuales. Este 2017 el tema del concurso denominado Hands-on-project (Praxisprojekt) fue el de la Agenda 2030 y las metas globales de desarrollo sostenible. 
Después de dos meses de preparación de propuestas, hoy finalmente se dieron a conocer los resultados. El equipo conformado por Camilo Cárdenas (Venezuela) y por esta quirquincha servidora obtuvo el segundo lugar del certamen internac…

Soledad Chapetón: Die tapfere Bürgermeisterin von El Alto

Carmen Soledad Chapetón Tancara ist der vollständige Name der Bürgermeisterin von El Alto, sie ist aber als „La Sole“ bekannt. Am 25. Oktober wurde sie 37 Jahre alt und ist damit eine der jüngsten Politikerinnen am Kopf einer Stadtverwaltung in Bolivien. „La Sole“ gewann 2015 die Gemeindewahlen in ihrer Heimatstadt El Alto und ist seitdem die erste Bürgermeisterin von einer der größten Städten Boliviens. El Alto ist auch eine Stadt in der nicht nur die sozialen Bewegungen besonders mächtig und protestierend sind, sondern auch eine wachsende Großstadt voller Bedürfnisse und Forderungen aller Art. Ihre politische Herausforderung ist deswegen auffällig und sehr, sehr groß.   

Soledad Chapetón ist besonders stolz auf ihre Eltern. Luis Chapetón (Vater) und Dalila Tancara (Mutter), beide Aymara-Immigranten verließen ihre Heimatdörfer in den Provinzen Camacho und Pacajes auf dem bolivianischen Hochland, um ein besseres Leben für ihre Kinder in der Stadt zu schaffen. Sie zogen deshalb nach El …

Un 21 de febrero cualquiera

Si Evo Morales hubiese aceptado hace dos años que más del 50% -el 51,3% para hablar con exactitud- de los electores de Bolivia rechazó la modificación el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar una nueva repostulación presidencial; si hubiese sido capaz de reflexionar tan solo un poco y de mirar hacia atrás con una pisca de conciencia; si hubiese recordado que prácticamente entre lágrimas fue posesionado como presidente de los bolivianos hace más de una década y que fue capaz de canalizar el desencanto y la bronca de miles de compatriotas que no toleraron en ese entonces un gobierno más de los llamados partidos tradicionales, entonces quizás tendríamos mañana un 21 de febrero “cualquiera”, una jornada para festejar de verdad un triunfo democrático, una fecha que recordar como si se tratase del aniversario de un feliz acontecimiento.
Por el contrario, los atropellos que hemos sufrido desde el 21 de febrero de 2016 se han acumulado como carbones al rojo …