Ir al contenido principal

Así te quiero, mi ciudad prestada




¿No ve que tiene aires de metrópoli? ¿No ve que nos busca cada día para descubrirla, para admirarla? Rutina y todo nos obliga a mirar sus teleféricos que cuelgan cual cuentas de un rosario desde arriba, o sus vértigos suicidas desde las orillas de sus puentes hacia abajo. Los amores prohibidos han esparcido en sus rincones besos y lujurias y por la senda de los amanecidos se derraman los olores del anticucho, el despecho y el frío que coagula.   

Incluso antes de ser ciudad maravilla, el Illimani elevaba su pinta soberbia para mirarnos por encima de sus tres hombros. Está más bello que nunca, soplándonos su ventisca helada desde su trono en el altiplano, pero como si estuviera ahí cerquita y se le pudiera acariciar tan solo estirando la mano. Ni siquiera los esbeltos mamotretos de cemento se atreven a igualarlo, así se eleven hasta hacer en todas las calles sombra, frío y ventolera. 

En esta ciudad única se disputan el día a día las cebras, los pumas, los asesinos del volante, las caseras, los agachaditos, las secretarias capataces, los aparapitas, los beneméritos extintos, los fokloristas, los rentistas, los corruptos, los suspiros homosexuales, los lustrabotas sin rostro, los turistas en sandalias, los diplomáticos descoloridos, los hinchas del Tigre y del Bolívar, los “jailones”, los intelectuales, los basurales, las trancaderas, los giles, los vivos, los olvidados y los librecambistas; todos quedan embriagados; boquiabiertos miran la noche del cielo volteado en la que se convierte la hoyada una vez que el sol se ha metido en sus entrañas. En cambio, bajo el imperturbable azul de su firmamento, todos nos vemos como hormigas, desesperadas, pedacitos de rutina, trabajadores incansables de la fatiga, de las angustias cotidianas; reclusos del tiempo que juguetea con nuestras prisas; solo el silencio de sus domingos nos enjuga los sudores de la semana, del apuro citadino con el que cada día nos conquista. 

Así te quiero, mi ciudad prestada; así te admiro desde mi caparazón quirquincho y mis nostalgias de diablada. Interminables años de libertad te deseo y que nunca cesen tus misterios ni huyan tus fantasmas, que no amaine la locura en la que nos envuelves, así venga la modernidad montada en teleférico y con ínfulas metropolitanas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Segundo lugar en el concurso internacional de material didáctico del Alumniportal Deutschland

El Alumniportal Deutschland es un portal online que tiene como público meta a todas las personas en el mundo que hayan estudiado o trabajado en Alemania. Busca hacer que estas personas creen nuevas redes de contactos de todo tipo: cultural, científico, laboral, académico, de ocio, etc. El común denominador en todos los casos es la experiencia vivida en Alemania y la manera de mantenerla activa y de reproducirla a través de actividades diversas.
Desde hace varios años el portal de los exalumn@s de Alemania convoca a concursos internacionales para desarrollar propuestas, proyectos o ideas sobre temáticas actuales. Este 2017 el tema del concurso denominado Hands-on-project (Praxisprojekt) fue el de la Agenda 2030 y las metas globales de desarrollo sostenible. 
Después de dos meses de preparación de propuestas, hoy finalmente se dieron a conocer los resultados. El equipo conformado por Camilo Cárdenas (Venezuela) y por esta quirquincha servidora obtuvo el segundo lugar del certamen internac…

Soledad Chapetón: Die tapfere Bürgermeisterin von El Alto

Carmen Soledad Chapetón Tancara ist der vollständige Name der Bürgermeisterin von El Alto, sie ist aber als „La Sole“ bekannt. Am 25. Oktober wurde sie 37 Jahre alt und ist damit eine der jüngsten Politikerinnen am Kopf einer Stadtverwaltung in Bolivien. „La Sole“ gewann 2015 die Gemeindewahlen in ihrer Heimatstadt El Alto und ist seitdem die erste Bürgermeisterin von einer der größten Städten Boliviens. El Alto ist auch eine Stadt in der nicht nur die sozialen Bewegungen besonders mächtig und protestierend sind, sondern auch eine wachsende Großstadt voller Bedürfnisse und Forderungen aller Art. Ihre politische Herausforderung ist deswegen auffällig und sehr, sehr groß.   

Soledad Chapetón ist besonders stolz auf ihre Eltern. Luis Chapetón (Vater) und Dalila Tancara (Mutter), beide Aymara-Immigranten verließen ihre Heimatdörfer in den Provinzen Camacho und Pacajes auf dem bolivianischen Hochland, um ein besseres Leben für ihre Kinder in der Stadt zu schaffen. Sie zogen deshalb nach El …

Un 21 de febrero cualquiera

Si Evo Morales hubiese aceptado hace dos años que más del 50% -el 51,3% para hablar con exactitud- de los electores de Bolivia rechazó la modificación el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar una nueva repostulación presidencial; si hubiese sido capaz de reflexionar tan solo un poco y de mirar hacia atrás con una pisca de conciencia; si hubiese recordado que prácticamente entre lágrimas fue posesionado como presidente de los bolivianos hace más de una década y que fue capaz de canalizar el desencanto y la bronca de miles de compatriotas que no toleraron en ese entonces un gobierno más de los llamados partidos tradicionales, entonces quizás tendríamos mañana un 21 de febrero “cualquiera”, una jornada para festejar de verdad un triunfo democrático, una fecha que recordar como si se tratase del aniversario de un feliz acontecimiento.
Por el contrario, los atropellos que hemos sufrido desde el 21 de febrero de 2016 se han acumulado como carbones al rojo …