Ir al contenido principal

Aprendiendo a enseñar 12: El diente de Ben



Martes. Hoy vi caer nieve en Hasborn. Eran copos pequeñitos y sin embargo se distinguía en cada uno de ellos una forma estrellada perfecta. El frío está por tanto, al orden del día.

Hoy impartí la última clase de Landeskunde sobre Bolivia. El tercer grado (paralelo a) me escuchó con mucha atención e interés. A diferencia de otras clases, en esta conversé con los niños sobre el idioma que se habla en Bolivia, les dije que no era el „boliviano“, sino el español, les conté que vivo en el piso 19 de un edificio en el centro de La Paz y que a diferencia de Alemania, en el campo en Bolivia uno puede viajar kilómetros de kilómetros sin ver una sola casa en el horizonte. Se quedaron muy sorprendidos, tan sorprendidos como los papás de Christiane el fin de semana que los visitamos. Ambos -mamá y papá- concluyeron su asombro con una pregunta/respuesta: Con ascensor, ¿no?

En la clase de matemáticas en el cuarto grado no me pude aguantar las ganas de recortar las figuras geométricas con la que todos los niños estuvieron ocupados por espacio de media hora aproximadamente. Mis figuras no quedaron nada mal.

A la hora del almuerzo, los niños me pidieron hoy por segunda vez que dijera la oración en español. Como hace algunos días, hoy volví a ver un montón de platos de sopa (crema de papá y brócoli) que fueron devueltos sin haber sido probados siquiera. Y debo confesar que salí del comedor unos cuantos minutos antes que todos los niños porque estaban bastante bulliciosos. Como en todas partes del mundo, algunos de estos niños todavía no identifican sus límites y como almuerzan solos, solamente vigilados por la dulcísima Frau Schmits, entonces el cuadro puede tornarse insoportable.
 
La nota de hoy la hizo Ben, es el más pequeñito del primer grado. „Accidentalmente“ Amy lo golpeó en la boca y uno de sus dientes salió volando de su boca hasta el suelo. Su  mamá llamó hoy a Christiane para pedirle que por favor buscaran el dientencito en el aula. Mañana sabremos si fue posible hallarlo, de otra manera el Hada de los Dientes o „die Zahnfee“ no llegará a visitar a Ben.

Entre otros datos interesantes, Christiane me explicó hoy que los profesores de religión deben contar con una autorización especial de la Iglesia Católica para impartir clases en los colegios. Que yo sepa, esto no funciona así en Bolivia, ¿o sí? En otras palabras, no cualquier profe puede impartir esta materia en Alemania, o por lo menos en el estado de Rheinland-Pfalz.

Más datos interesantes. En la primaria del Bosquecillo de los Robles la biblioteca escolar es atendida por mamás voluntarias que van todos los días a la escuela para prestar libros y mantener la biblioteca en orden. El primer y segundo grado también cuentan con un grupo de mamás voluntarias que van al colegio una dos veces por semana durante las clases de alemán y practican lectura de comprensión con los alumnos. El curso se reparte en grupos pequeños y de esa manera los chicos pueden practicar más. Ayer me tocó suplir en el segundo grado a una de esas mamis que no pudo ir al a escuela.  

Avizorando el punto final, voy convirtiendo este martes en miércoles aunque el reloj me dé la contraria con su imperturbable verdad. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Segundo lugar en el concurso internacional de material didáctico del Alumniportal Deutschland

El Alumniportal Deutschland es un portal online que tiene como público meta a todas las personas en el mundo que hayan estudiado o trabajado en Alemania. Busca hacer que estas personas creen nuevas redes de contactos de todo tipo: cultural, científico, laboral, académico, de ocio, etc. El común denominador en todos los casos es la experiencia vivida en Alemania y la manera de mantenerla activa y de reproducirla a través de actividades diversas.
Desde hace varios años el portal de los exalumn@s de Alemania convoca a concursos internacionales para desarrollar propuestas, proyectos o ideas sobre temáticas actuales. Este 2017 el tema del concurso denominado Hands-on-project (Praxisprojekt) fue el de la Agenda 2030 y las metas globales de desarrollo sostenible. 
Después de dos meses de preparación de propuestas, hoy finalmente se dieron a conocer los resultados. El equipo conformado por Camilo Cárdenas (Venezuela) y por esta quirquincha servidora obtuvo el segundo lugar del certamen internac…

Soledad Chapetón: Die tapfere Bürgermeisterin von El Alto

Carmen Soledad Chapetón Tancara ist der vollständige Name der Bürgermeisterin von El Alto, sie ist aber als „La Sole“ bekannt. Am 25. Oktober wurde sie 37 Jahre alt und ist damit eine der jüngsten Politikerinnen am Kopf einer Stadtverwaltung in Bolivien. „La Sole“ gewann 2015 die Gemeindewahlen in ihrer Heimatstadt El Alto und ist seitdem die erste Bürgermeisterin von einer der größten Städten Boliviens. El Alto ist auch eine Stadt in der nicht nur die sozialen Bewegungen besonders mächtig und protestierend sind, sondern auch eine wachsende Großstadt voller Bedürfnisse und Forderungen aller Art. Ihre politische Herausforderung ist deswegen auffällig und sehr, sehr groß.   

Soledad Chapetón ist besonders stolz auf ihre Eltern. Luis Chapetón (Vater) und Dalila Tancara (Mutter), beide Aymara-Immigranten verließen ihre Heimatdörfer in den Provinzen Camacho und Pacajes auf dem bolivianischen Hochland, um ein besseres Leben für ihre Kinder in der Stadt zu schaffen. Sie zogen deshalb nach El …

Un 21 de febrero cualquiera

Si Evo Morales hubiese aceptado hace dos años que más del 50% -el 51,3% para hablar con exactitud- de los electores de Bolivia rechazó la modificación el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar una nueva repostulación presidencial; si hubiese sido capaz de reflexionar tan solo un poco y de mirar hacia atrás con una pisca de conciencia; si hubiese recordado que prácticamente entre lágrimas fue posesionado como presidente de los bolivianos hace más de una década y que fue capaz de canalizar el desencanto y la bronca de miles de compatriotas que no toleraron en ese entonces un gobierno más de los llamados partidos tradicionales, entonces quizás tendríamos mañana un 21 de febrero “cualquiera”, una jornada para festejar de verdad un triunfo democrático, una fecha que recordar como si se tratase del aniversario de un feliz acontecimiento.
Por el contrario, los atropellos que hemos sufrido desde el 21 de febrero de 2016 se han acumulado como carbones al rojo …