17 de noviembre de 2015

Aprendiendo a enseñar 7: El despertador, das Matschwetter y la guerra de almohadones




Cuando una parvularia es la que se enferma, entonces el colegio es el que tiene un problema. Hoy por la tarde faltó Frau Leister, una de las tres encargadas de la „guardería“ de la primaria am Eichenhain. Para entender mejor lo que esto significa, he aquí el horario escolar y de guardería de la escuela de lunes a viernes:

7:45    Inicio del primer bloque de clases (primera y segunda hora)
9:10 Trinkpause o pausita destinada a que los niños beban algo en el aula o para que vayan al baño. Por lo general este primer bloque está destinado a las materias de alemán y matemáticas.
9:25 Frühstückspause o pausa del desayuno para que los  niños coman su merienda en el aula. Nadie sale a comerla al patio o fuera del aula. Los niños tienen que guardar todo su material y disponer de los pupitres para poder comer.
9:35    Primer recreo
9:55    Inicio de la tercera hora
10:40 Segundo recreo
10:55 Inicio de la cuarta hora
11:40 Tercer recreo para el tercer y cuarto grado; hora de salida para el primer y segundo grado. A partir de esta hora varios niños del primer y segundo grado se quedan en la „guardería“, algunos hasta las 2 de la tarde, los demás hasta las 4.
11:55 Inicio de la quinta hora para el tercer y cuarto grado.
12:40 Hora de salida para el tercer y cuarto grado. Los niños que deben quedarse se van a la „guardería“ y se quedan allí hasta las 2 de la tarde o hasta las 4.
13:00 Mittagessen – Almuerzo para los niños que se apuntaron para ello.
13:40 Todos los niños del almuerzo vuelven a la guardería.
13:45 A partir de esta hora los niños se dividen en tres grupos de alrededor de 12 niños cada uno: dos de tareas y el de juegos y en cada uno de ellos hay una encargada.
16:00 Cierre del horario de guardería y de la escuela. Y para mí, la hora de volver a casa de Christiane con Christiane.

Para estar a las 7:45 en el colegio, pongo el despertador a las 5:45, pero me levanto a las 6:00. Esta relación hipócrita entre el despertador y yo data de hace muchos años; así nos aceptamos y nos queremos él y yo.

A partir de las 11:40 es imprescindible que las encargadas de la „guardería“ estén presentes en la escuela para hacerse cargo de los niños, si falta una, es más complicado para las dos restantes. Pues bien, hoy me tocó suplir a Frau Leister en la sala de juegos. Tomando en cuenta que hoy llovió prácticamente todo el día y que los niños tuvieron que pasar el segundo recreo en el aula, me tocó un grupo de pequeños con muchas ganas de brincar, gritar y hacer una guerra de almohadones. A las 3 de la tarde me salvó Frau Bonato, otra de las encargadas y yo pude ir a dar mi clase de español.

Además hoy compartí el día con el primer grado, paralelo b. Me gustaron mucho sus rituales introducidos con música. Los niños reconocen cada melodía y saben lo que hay que hacer cuando suena alguna de ellas. Hoy practicaron la E y la e y claro, Amy discutió sin bajar la guardia, que Fisch (pez o pescado) se escribía con e. Con expectativa también visité hoy el seminario de jardinería de la escuela, se trata de una actividad extracurricular, sin embargo el Matschwetter(*) nos obligó a quedarnos en el aula.

(*Matschwetter: es lo que dice en el letrero que cuelga de la puerta principal de la escuela y que indica que el clima está lluviosoque hay lodo y charcos en el colegio).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios:

Otras voces y palabras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...