Ir al contenido principal

Retazos de navidad

De pronto, muy pronto, el año se nos acaba. Las calles en diciembre están más concurridas que nunca. Las tiendas y los cafés llenos de gente presurosa y ocupada, con una inmensa lista de obsequios por comprar. Parece que lo que se vaciara es el corazón.
Las calles en diciembre se llenan también de mendigos, de pobres, niños y mujeres, madres. Las esquinas dejan de ser lugares tranquilos, y se colman de manos extendidas y vacías; de impotencias y ojos cerrados.
Las noches de diciembre son un bullicio que no deja escuchar el verdadero llamado de la Navidad: amor, esperanza, fe y paz.

Navidad en la tierra de nadie

Llegaron al anochecer. Hacía frío y estaba nublado. Tan pronto como estuvieron listos salieron a dar un paseo. La medianoche se venía impecable y con ella la Navidad. ¡Otra vez de viaje!, pensaron y era inevitable.
Se sintieron nostálgicos y con especial tristeza. El lugar no les ofrecía mayor inspiración. Entre las sombras de la cordillera lejana, brillaban opacas un montón de estrellitas.
Cada quien recordaba para sí las navidades en casa, en compañía de padres y madres, hermanos e hijos, con muchas risas y caricias. Pero en aquel lugar reinaba el silencio, estaban solos y rodeados de nada. En medio de aquella tierra escucharon como eco la voz dulce de mujeres que cantaban. Asomaron a la iglesia del pueblo y el canto los atrajo aún más.
Se sentaron en la primera fila, los feligreses iban llegando todos en familia. Los más pequeños correteando unos tras otros, con francas carcajadas y ropas sencillas. Los viajeros tenían disipada la tristeza y la paz llegó pronto, cuando se fijaron que en medio del altar un hermoso niño les extendía las manos y les sonreía con amor, entonces dejaron de sentirse solos y compartieron en “familia” el milagro de la Navidad.

El abrazo

Cuando entró a su casa no encontró mucho. Sobre la mesa reposaban doce buñuelos calientitos y un tarro de miel. Todavía traía en sus retinas la imagen de los juguetes y de las vitrinas, de las lucecitas tintineantes y los obesos hombres vestidos de rojo.
Con paso lento y cansado, apareció en medio de aquel pequeño cuarto una mujer anciana y de pelo muy, muy blanco. Contempló a su pequeño y se llenó de gozo. ¡Feliz Navidad! pronunció con dificultad y el pequeño se arrugó entre sus brazos y entonces no necesitaba nada, nada que no fuera aquel abrazo y ese beso cariñoso y húmedo que la mujer había depositado entre sus ojos.
Se sentaron a la mesa y rezaron. Comieron muchos buñuelos con miel y se sintieron felices.

Una noche en Belén, un hermoso niño nació en un humilde portal. Entre pajas y harapos, no necesitaba nada que no fuera amor, esperanza y fe. Gracias, Jesús, por lo que nos has dado, por la alegría y la tristeza; por la soledad y la compañía… por todo lo que nos permites vivir y aprender, gracias.

Publicado en Presencia Juvenil a principios del siglo XXI.

Comentarios

  1. ¡¡¡ FELIZ NAVIDAD Y UN VENTUROSO AÑO NUEVO !!!

    Tienes un buen blog, siempre lleno de excelentes textos.

    Recibe un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, querido Javier, sobre todo por visitarme tan a menudo. Te deseo igualmente una felicísima Navidad y todo lo mejor en el 2011.
    Un abrazo,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  3. Que la ilusión y la esperanza
    sigan llamando a la puerta en
    el nuevo año que llega,
    y que se cumplan tus deseos.

    ¡¡¡Feliz año 2011!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Ricardo, te deseo también lo mejor en el 2011 y que sea como tú quieres.

    Un abrazo,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentarios:

Entradas más populares de este blog

Segundo lugar en el concurso internacional de material didáctico del Alumniportal Deutschland

El Alumniportal Deutschland es un portal online que tiene como público meta a todas las personas en el mundo que hayan estudiado o trabajado en Alemania. Busca hacer que estas personas creen nuevas redes de contactos de todo tipo: cultural, científico, laboral, académico, de ocio, etc. El común denominador en todos los casos es la experiencia vivida en Alemania y la manera de mantenerla activa y de reproducirla a través de actividades diversas.
Desde hace varios años el portal de los exalumn@s de Alemania convoca a concursos internacionales para desarrollar propuestas, proyectos o ideas sobre temáticas actuales. Este 2017 el tema del concurso denominado Hands-on-project (Praxisprojekt) fue el de la Agenda 2030 y las metas globales de desarrollo sostenible. 
Después de dos meses de preparación de propuestas, hoy finalmente se dieron a conocer los resultados. El equipo conformado por Camilo Cárdenas (Venezuela) y por esta quirquincha servidora obtuvo el segundo lugar del certamen internac…

Soledad Chapetón: Die tapfere Bürgermeisterin von El Alto

Carmen Soledad Chapetón Tancara ist der vollständige Name der Bürgermeisterin von El Alto, sie ist aber als „La Sole“ bekannt. Am 25. Oktober wurde sie 37 Jahre alt und ist damit eine der jüngsten Politikerinnen am Kopf einer Stadtverwaltung in Bolivien. „La Sole“ gewann 2015 die Gemeindewahlen in ihrer Heimatstadt El Alto und ist seitdem die erste Bürgermeisterin von einer der größten Städten Boliviens. El Alto ist auch eine Stadt in der nicht nur die sozialen Bewegungen besonders mächtig und protestierend sind, sondern auch eine wachsende Großstadt voller Bedürfnisse und Forderungen aller Art. Ihre politische Herausforderung ist deswegen auffällig und sehr, sehr groß.   

Soledad Chapetón ist besonders stolz auf ihre Eltern. Luis Chapetón (Vater) und Dalila Tancara (Mutter), beide Aymara-Immigranten verließen ihre Heimatdörfer in den Provinzen Camacho und Pacajes auf dem bolivianischen Hochland, um ein besseres Leben für ihre Kinder in der Stadt zu schaffen. Sie zogen deshalb nach El …

Un 21 de febrero cualquiera

Si Evo Morales hubiese aceptado hace dos años que más del 50% -el 51,3% para hablar con exactitud- de los electores de Bolivia rechazó la modificación el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar una nueva repostulación presidencial; si hubiese sido capaz de reflexionar tan solo un poco y de mirar hacia atrás con una pisca de conciencia; si hubiese recordado que prácticamente entre lágrimas fue posesionado como presidente de los bolivianos hace más de una década y que fue capaz de canalizar el desencanto y la bronca de miles de compatriotas que no toleraron en ese entonces un gobierno más de los llamados partidos tradicionales, entonces quizás tendríamos mañana un 21 de febrero “cualquiera”, una jornada para festejar de verdad un triunfo democrático, una fecha que recordar como si se tratase del aniversario de un feliz acontecimiento.
Por el contrario, los atropellos que hemos sufrido desde el 21 de febrero de 2016 se han acumulado como carbones al rojo …