Ir al contenido principal

Misión cumplida: la cima del Everest

Si hay un sentimiento que se comparte sin importar la distancia ni el tiempo, ése es el infinito orgullo de ser orureño/a. El 13 de mayo pasado, Javier Carvallo Contreras se convirtió en el primer orureño en llegar a la cima del Everest, una hazaña que no puede ser mejor relatada sino por su autor. He aquí con ustedes, la voz y la palabra de Javier a quien le agradecemos las imágenes, el texto y la certeza de saber que un/a boliviano/a siempre puede llegar hasta donde se propone llegar... desde la alta tierra de los Urus hasta los altos picos del Everest.

Misión cumplida: la cima del Everest


El 13 de mayo a las 06:00 llegué a la cima del Monte Everest que se encuentra a 8848 metros sobre el nivel del mar siendo así el tercer boliviano y el primer orureño en llegar al techo del mundo, después de casi 40 días que duró la aclimatación, y el ascenso para poder llegar al objetivo que nos habíamos trazado. Estoy regresando de tocar el cielo… literalmente. 


Allí, a 8848 metros y a -30ºC, cada respiración duele desde adentro, los cristales de hielo lastiman la garganta, la cara se hincha al punto que parece ir a explotar y un cordón umbilical unido a la botella de oxigeno, recuerda a cada segundo lo precario y mortal de la situación.  Solo un diáfano y oscuro azul cielo me baña.


Son momentos como estos donde los montañistas logramos sentir que pertenecemos a este mundo, y somos parte de él. Lo revivo como en un sueño, pero es un recuerdo maravilloso de aquel 13 de Mayo a las 06:00, donde lo único que pareciese amable es el Sol, acariciándome con dulzura y compasión. Y sin embargo, todo me agrada, alienta a seguir y a volver a vivirlo, no cambiaría nada, todo tal cual fue, maravilloso e irrepetible.

Parado en el punto más alto del planeta, después de tomar una de las decisiones más difíciles como Guía Profesional de Alta Montaña, habiendo pasado por cientos de pruebas de fe durante el último año, al fin, logré sentirme completo, y supe, que el camino que marqué hace mas de quince años era el correcto. Ya nunca más sentiría el ardor debajo de mi piel de creer saber algo, sin poder demostrarlo.

Comentarios

  1. VIVA ORURO....OTRO ORUREÑO TRIUNFA EN EL MUNDO Y LLEVA MUSTRA SAGRADA IMAGEN Y LAS BANDERA ORUREÑA Y DE SAN JOSE A LA CIMA DEL MUNDO...FELICIDADES JAVIER....LA MAMITA DEL SOCAVON TE BANDIGA SIEMPRE

    ResponderEliminar
  2. Bien logrado Javier, siempre tendras las admiraciones de todos los que llevamos la sangre Orureña, Viva ORURO, nuestra bandera carmesi,San Jose nuestra pasion y la tricolor Boliviana, La Mamita del Socavon te bendiga siempre para tus proximas grandes logros personales y que nos hagan orgulleser o todos los Orureños. Grande Javier, vamos por mas...!

    ResponderEliminar
  3. Queridos Anónimos:
    Muchas gracias por sus comentarios y por compartir el orgullo de ser quirquinchos de verdad :D
    Abrazos conocidos,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  4. Increible Oruro , siempre adelante y muya rriba el nobre de Bolivia , gracias por compartirnos esta experiencia unica

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti por visitar el blog, Maite. Te mando un abrazo.
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  6. VAMOS ORURO TODAVIA!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Todavía??? Siempre!!! :D
    Saludos compatriota,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  8. MIS RESPETOS SR.JAVIER CARVALLO LE FELICITO SUPO LLEVAR EN ALTO SU NOMBRE Y EL DE SU TIERRA LA GRAN REPUBLICA DE BOLIVIA Y REPRESENTO EN UN 1000 % A LA TIERAA QUE LE VIO NACER DIOS LLE BENDIGA Y GRACIAS.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentarios:

Entradas más populares de este blog

Ahogarse en trazos sin trascendencia

Por más de diez años –catorce para ser exacta– he sido bailarina en el Carnaval de Oruro. Como muchos devotos, comencé de muy pequeña. La primera vez que bailé con una máscara que me cubría todo el rostro y una peluca que me sofocaba las sienes y la nuca, pensé que iba a ser muy difícil llegar hasta la iglesia del Socavón. Ningún sábado de peregrinación me quité la careta antes de llegar a los pies de la Virgen y aunque sigo intentando buscar las palabras que mejor describan la sensación y el sentimiento que uno experimenta al llegar a la puerta del Socavón, fracaso siempre. No puedo describirlo. No sé cómo expresarlo. Mi devoción ha sido el pilar que durante todos esos años bailando me ha permitido llegar. A Ella le debo cada paso. Pero esa es una experiencia íntima y muy mía, compartida quizás por otras personas que puedan sentirse identificadas con mi relato. Es mi mundo particular. 

El Carnaval de Oruro ha sido declarado como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Huma…

La guarida del Dragón Dormido

El altiplano me embriaga las pupilas. La línea interminable de la helada altipampa me apaga un suspiro ante la majestuosa silueta del Illampu que se impone a mitad de camino, parece que nos vigilara desde la blancura de su quietud. Es mi primer viaje de tierra adentro desde mi retorno a la patria, mi primer reencuentro con la gente que quizás no ha visto otra cosa en su vida que el azul penetrante del Lago Titicaca, las olas que besan la playa, el contorno pedregoso y caprichoso del Dragón Dormido que endereza su joroba dentada y soleada a las orillas del agua sagrada. 
Partimos de madrugada rumbo a Santiago de Okola. El lugar se encuentra aproximadamente a 170 km de la ciudad de La Paz, a dos horas y media de viaje. Se trata de una comunidad del Distrito de Sisasani, Municipio de Puerto Carabuco, Provincia Camacho del Departamento de La Paz; lo mismo que  poco, el nombre –Santiago de Okola–  no me dice nada. Es la primera vez que voy. 
La Paz se despereza con la niebla tempranera y el …

“Yo, la reina de sus sueños”

Entrevista a la escritora boliviana Amalia Decker Márquez

Corren los días de la XIV versión de la Feria Internacional del Libro (FIL) en La Paz-Bolivia y aunque la tecnología y las nuevas y modernas formas de comunicación e información ofrecen muchas posibilidades para salvar la kilométrica distancia que me separa de tal acontecimiento, he preferido arroparme con la cercanía que me ha brindado en esta entrevista la autora boliviana Amalia Decker Márquez.

“Yo, la reina de sus sueños” es el título de su última novela, cuyo lanzamiento tendrá lugar este fin de semana en la Feria Internacional del Libro.

Mi Voz Mi Palabra: Amalia Decker es conocida en el ámbito de la comunicación social y el periodismo en Bolivia. ¿Cuándo y cómo te iniciaste como escritora de novelas y por qué?

Amalia Decker: El tiempo que lo puede todo ha dejado mi imagen en el recuerdo de alguna gente. Hace ya algunos buenos años que he perdido el contacto con los medios, incluso he dejado la columna en el periódico. E…