Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2015

Siestas en hora pico de maternidad

El domingo regresamos a casa como a las 5 de la tarde después de hacer mercado, no recuerdo exactamente la hora porque estaba muy cansada y llegué directamente a desplomarme sobre la cama y dormir. En medio de mi somnolencia o mi dormir a medias escuché que mis hijos jugaban en su habitación; oí sus risas y sus divertidos comentarios hasta que Morfeo (turno vespertino) terminó por tumbar mi obligación de madre. No sé cuánto duró mi improvisada siesta, solo sé que mis hijos me dejaron tomarla sin necesidad de pedirles que lo hicieran. Me desperté entre apapachos y cariños, desperté menos cansada y sintiéndome menos culpable por tomar una siesta en horario pico de madre y aún más en domingo.
Así es, las madres nos cansamos, nos agotamos, no tenemos pilas Duracell ni triple A ni cargador portátil, pero somos felices cuando vemos reír a nuestros hijos, sufrimos con sus derrotas, nos empapamos de sus lágrimas y siempre tenemos el regaño indicado en la puerta de la boca. Hay días en los que …