14 de agosto de 2009

“Yo, la reina de sus sueños”



Entrevista a la escritora boliviana Amalia Decker Márquez

Corren los días de la XIV versión de la Feria Internacional del Libro (FIL) en La Paz-Bolivia y aunque la tecnología y las nuevas y modernas formas de comunicación e información ofrecen muchas posibilidades para salvar la kilométrica distancia que me separa de tal acontecimiento, he preferido arroparme con la cercanía que me ha brindado en esta entrevista la autora boliviana Amalia Decker Márquez.

“Yo, la reina de sus sueños” es el título de su última novela, cuyo lanzamiento tendrá lugar este fin de semana en la Feria Internacional del Libro.


Mi Voz Mi Palabra: Amalia Decker es conocida en el ámbito de la comunicación social y el periodismo en Bolivia. ¿Cuándo y cómo te iniciaste como escritora de novelas y por qué?

Amalia Decker: El tiempo que lo puede todo ha dejado mi imagen en el recuerdo de alguna gente. Hace ya algunos buenos años que he perdido el contacto con los medios, incluso he dejado la columna en el periódico. Escribir todas las semanas es una responsabilidad que requiere ser sopesada, sobre todo porque el columnista se convierte en una referencia. Un día decidí poner distancia, pensando que sólo sería apenas un tiempo de reflexión pero aquí estoy cada vez más lejos y sin el impulso de retomar esta actividad a la que un día me entregué con tanta pasión. Mi último contacto con la profesión fue la corresponsalía con el periódico la Opinión de Los Ángeles. Sin embargo, mi alejamiento del periodismo nada tiene que ver con el oficio que hoy colma mi tiempo, mis sueños y la rebeldía que ello supone. El primer encuentro fue catártico, y en ese rito descubrí “la pasión de escribir”.

MVMP: Carmela es tu primera novela, ¿se trata de una obra en cierto sentido autobiográfica? ¿Es Carmela la segunda piel de Amalia Decker?

AD: Sí y no. Es una historia que la tenía atorada en el alma. Como dice el escritor Vargas Llosa: “inventar ficciones es una manera de ejercer la libertad y de querellarse contra los que quisieran abolirla”. Yo quise querellarme contra aquellos tiempos en los que la democracia se vio eclipsada. Trabajé con personajes reales, haciendo ficción sobre una verdad que vivimos los bolivianos y que sería bueno no olvidarla: los tiempos de dictadura. La protagonista recoge mi vida, es cierto, pero ella encarna a otros seres de carne y hueso que vivieron y sufrieron esos tiempos de desobediencia. Por lo tanto “Carmela” es la piel de una generación, y no en sentido arrogante.

MVMP: ¿Qué significó escribir Carmela para Amalia Decker?

AD:
Fue un ejercicio catártico pero con una fuerte dosis de rebeldía. Fue también una necesidad de reacomodar mis penas, mis alegrías y mis frustraciones. Pero también fue una manera de rendirle homenaje a la democracia, ésa a la que no valoramos en tanto no la perdemos. Fue también una forma de decirle un NO rotundo a las dictaduras, a todas, porque no hay buenas o malas.

MVMP: ¿Qué te inspiró a escribir Tardes de lluvia y chocolate?

AD:
Tardes de lluvia evocó otros tiempos. Es un relato que cubre el siglo pasado y comienzos de éste, pasando por los hechos históricos más relevantes del país, pero también pincelando escenarios de una Europa de épocas intensas. Es la saga de una familia de origen italiano que llega a nuestro país cargada de secretos, sueños y claro, un gran coraje a cuestas, como el que hoy cargan bolivianos, ecuatorianos, chilenos y otros latinoamericanos que se ven obligados a abandonar su país. Nadie abandona su lugar porque si. Lo hacen porque probablemente en el suyo sus sueños ya no pueden ser. Pero es también la historia de mujeres fuertes en medio de luchas por las utopías generales. Son voces del pasado. Es el sabor de la infancia y claro es, irremediablemente, el hoy con la carga del ayer. Esta novela ha sido traducida al portugués y publicada en el Portugal por la editora QUIDNOVI. Está en camino la traducción al italiano por la editora “CAIRO PUBLISHING” y su posterior publicación.

MVMP: ¿Qué ofrece Yo, la reina de los sueños a los lectores?
AD:
El intento de asesinato contra la joven esposa de un político prominente es lo que abre camino a una nueva novela llena de amor, odios, miedo y el permanente descubrimiento de un mundo que en el imaginario, probablemente, no es ni la sombra de lo que realmente es: la política. Se destapan en la novela semblanzas de personajes que se mueven en los ámbitos del poder político y económico de una clase social que inventa su burbuja para vivir sin culpas. Sin embargo, cualquier parecido con la realidad es pura casualidad.

MVMP: ¿Amalia, “has abandonado” el periodismo y la comunicación para dedicarte por completo a la actividad literaria? ¿O son actividades que se pueden complementar?

AD:
En estos tiempos de tanto apuro, cada vez tengo menos certezas. No lo sé. Por ahora mi dedicación central es la literatura. En mis ratos de ocio leo y hago collares con cuentas y semillas de todo el país, quizá es una manera de imaginar una Bolivia unida, sin tantos particularismos, donde la raza sea sólo una referencia de nuestra riqueza intercultural, y dónde el género humano sea lo que importe.


A quemarropa:

Una utopía:
Un mundo sin fronteras, sin pasaportes ni pasos migratorios
Un pecado: Tengo muchos
Un sueño: Ser cantante de cabaret por una noche. Sueño cada vez más lejano
Un breve resumen biográfico: Amalia Decker es boliviana, periodista de profesión y escritora de vocación. Fui perseguida política en los tiempos de dictadura, exiliada en dos oportunidades. Fui diputada cuando el país retornó a la vida democrática, y ejercí el periodismo por varios años y en diferentes medios escritos y televisivos. Soy madre de dos hermosas hijas y abuela de una niña preciosa e inteligente llamada Clara, quien me obliga con su imaginación inocente inventar historias a pedido: ella pone a mi disposición los personajes de la historia que debo contar.

Gracias, Amalia, por compartir con Mi voz, mi palabra.

Foto: http://www.alfaguara.santillana.es/upload/autores/2005/424.jpg

13 de agosto de 2009

Diablesas: Patente cultural boliviana

Artículo publicado en La Patria del 13 de agosto de 2009

La polémica apropiación indebida del patrimonio folklórico boliviano no es un tema reciente en la agenda nacional, es una amenaza constante a la que debe hacerse frente sin pausa. El argumento de que Bolivia y Perú comparten en muchos sentidos una misma herencia histórica y cultural es –sin lugar a dudas– plausible y permite entender algunos rasgos comunes de la idiosincrasia de ambos pueblos. El asunto que arde es el de la divulgación indebida de nuestro acervo e inspiración folklórica, el plagio, la anulación de nuestra identidad y no se trata de irse a empellones contra la hermandad de los pueblos y la integración de las naciones; se trata de respetar y hacer respetar los derechos de autor, pues lo mismo mata esta piratería cultural nuestro patrimonio como lo hacen las fotocopias de libros que se venden sin control en las calles del país. Y no se trata de un fanatismo ciego o recalcitrante sin fundamento.

El Carnaval de Oruro ha recibido una de las más altas distinciones internacionales que un evento cultural puede recibir, el reconocimiento como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad. Y si hablamos de símbolos concretos, la Diablada es un ícono folklórico de nuestro carnaval, un ícono que a su vez cobija el esfuerzo, creatividad y dedicación de artesanos careteros, bordadores, compositores, músicos y danzarines orureños y bolivianos.

Si se observa con atención el “traje típico” que pretende lucir la representante de belleza peruana en el certamen de Miss Universo 2009, saltan a la vista los rasgos no sólo de la vestimenta de la Diablada orureña, sino y sobre todo, los de la figura de la diablesa: Botas, pollerín, pechera, pañuelos de la espalda y la careta. Esta singular figura del averno es una “patente cultural” de la Fraternidad Artística y Cultural La Diablada de Oruro cuya presentación original al público data del año 1992 y cuyo creador es el folklorista e investigador orureño Jorge Vargas Luza.

En el carnaval de ese año la Fraternidad Artística y Cultural La Diablada rompió todos los esquemas y “estrenó” la figura de la diablesa. Difícil olvidar ese sábado de peregrinación, en el que las hermanas fraternas Analy Vargas, Velka Ayala, Aleida Ortuño y Ana Rosa López encarnaron el proyecto y la idea original del fraterno Jorge Vargas Luza. El boceto primigenio que algunos meses antes de la Entrada de Carnaval nos fue presentado como sólo una idea, mostraba la figura de la diablesa vestida con el pollerín y la pechera típicos del diablo, pero estilizados y adaptados a la figura y formas femeninas; corresponde reconocer esta labor artesanal original al bordador orureño Pedro Aquino. El traje se complementaba con las botas de diablo igualmente adaptadas y con tacones. La careta de ojos saltones y gruesas pestañas, coronada con dos turgentes cuernos y un lagarto posado en la frente es asimismo, obra del reconocido caretero orureño Freddy Aguilar Flores. La coreografía de la diablesas fue también el resultado de un trabajo artístico y conjunto que se llevó a cabo con la colaboración de la profesora de danzas Eggy González.

Todo este esfuerzo y dedicación invertidos en el proyecto de las diablesas de la Fraternidad le fueron ofrecidos en primera instancia a la Virgencita del Socavón y son la ferviente prueba del impulso creador que hace del pueblo orureño protagonista del dinamismo folklórico del país, este patrimonio intangible no se puede quedar a la deriva de la usurpación.

Aquel primer año la presencia de cuatro diablesas logró no sólo superar el escepticismo de algunos fraternos sino también conquistar el entusiasmo de muchas más jóvenes orureñas que en el carnaval del siguiente año nutrieron la primera gran tropa de diablesas de la Fraternidad. De aquella idea inicial se desprendió en el año 1993 la figura de la china diabla, otra de las innovaciones de la Fraternidad. Para el siguiente año no sólo la Fraternidad contaba con diablesas, sino todas las otras diabladas de Oruro se dedicaron a fomentar esta auténtica creación orureña.

Esta figura que desde 1992 le ha inyectado una dosis de juventud y energía y que ha realzado la presencia y la participación femenina en la Diablada de Oruro, no ha sido un invento del azar, su autor, Jorge Vargas Luza nos explica que la diablesa representa a “la mujer diablo que personifica a la juventud” ya que dentro del imaginario diablesco, “el mal se hace presente en todas las etapas de la vida, desde la niñez, pasando por la juventud y hasta la vejez”.

Por estas y muchas otras razones, Bolivia no puede permitir que se sigan usurpando las obras de su patrimonio. Este es el momento oportuno para sentar precedentes y hacerle conocer al mundo que el Carnaval de Oruro es en verdad, una obra del patrimonio de la humanidad y que tiene que respetarse y difundirse respetando a toda costa su origen y su autenticidad.

12 de agosto de 2009

„Teufelstanz“: Kulturelle Auseinandersetzung zwischen Bolivien und Perú


Am kommenden 23. August 2009 findet der Miss-Universum-Wettbewerb auf den Bahamas statt, der bekannteste Schönheitswettbewerb der Welt. Die peruanische Vertreterin Karen Schwarz wird dabei in einer typischen bolivianischen Diablo-Tracht auftreten, was nicht nur Aufregung bei den Bolivianern ausgelöst hat, sondern auch offizielle Beschwerden auf internationaler Ebene. Es geht um das Urheberrecht an einem folkloristischen Werk, das als Ikone des Karnevals von Oruro in Bolivien bekannt ist.


Die Diablo-Tracht, die für die peruanische Schönheit ausgedacht wurde, ist ein Plagiat des Originalwerks, das von Jorge Vargas Luza im Jahre 1992 für die Diablada in Oruro, Bolivien konzipiert wurde. Die Diablada ist einer der wichtigsten und originellsten Tänze Boliviens, der auch außerhalb der Landesgrenzen sehr bekannt ist. Die Diablada ist gleichzeitig auch ein Symbol für den Karneval von Oruro, das den Kampf zwischen dem Erzengel Michael, der Candelaria-Jungfrau und den Teufeln symbolisiert.


Diese Auseinanerdersetzung ist nicht neu. Jahr für Jahr werden das Kulturgut und der Kunstschatz Boliviens missbraucht und ausgeplündert, was die bolivianischen Behörden, die für den Kulturbereich zuständig sind, immer wieder versuchen - mit mehr oder weniger Erfolg - zu verhindern. Um dieses Weltkulturerbe immer wieder zu verteidigen, melde auch ich mich zu Wort.


Oruro und sein Karneval


Oruro ist eines der neun Departamentos von Bolivien, das sich auf dem bolivianischen Hochland befindet. Seine Hauptstadt, Oruro, war während der Kolonialzeit und in den ersten Jahren der Republik eines der reichsten Bergbauzentren der Welt, zusammen mit Potosí. Zurzeit ist Oruro die Folklorehauptstadt Boliviens, so genannt nicht nur wegen seines Karnevals, sondern auch wegen der künstlerischen Fähigkeiten seiner Einwohner.


Der Karneval von Oruro wurde im Jahre 2001 von der UNESCO zum Immateriellen Weltkulturerbe erklärt. Diese folkloristische Veranstaltung ist eines der wunderschönsten und prächtigsten Straßenspektakel der Welt. Mehr als 100.000 Touristen aus aller Welt werden jedes Jahr von der Berühmtheit des Karnevals von Oruro angelockt. Sie haben die Möglichkeit, mehr als 20.000 Tänzerinnen und Tänzer in bunten und originellen Trachten und Kostümen auf den Straßen zu sehen.


Der Karneval beginnt am ersten Sonntag im November mit der ersten Tanzprobe, das heißt mindestens 3 Monate vor dem großen Umzug oder der Tanzwallfahrt zu Ehren der Heiligen Jungfrau del Socavón.


Zwischen November und Februar kümmern sich die Tanzgruppen um ihre Kostüme und die Choreographien ihrer Tänze. Mehr als 20.000 Tänzerinnen und Tänzer, von denen viele noch Anfänger sind, nehmen an den Vorbereitungen für den Karneval teil. In dieser Zeit kann man auf den Straßen Oruros immer wieder Tanzproben der Tanzgruppen anschauen. Schon dann werden die Fußgänger von der Musik und den unterschiedlichen Rhythmen erfreut.


Das Karnevalsfest selbst, das jährlich im Februar oder März gefeiert wird, ist eines der wichtigsten heidnisch-religiösen Ereignisse Boliviens. Es hat im Laufe seiner Geschichte seine kulturellen Wurzeln behalten, an Schönheit und Berühmtheit aber noch zugenommen. Zurzeit gibt es ungefähr 60 folkloristische Tanzgruppen, die zu Ehren der Jungfrau Maria del Socavón tanzen. Aber nicht nur die Tänzerinnen und Tänzer sind in Bewegung, sondern auch Hunderte von Handwerkerinnen und Handwerkern, die jedes Jahr mit ihren originellen und wunderschönen Masken und Stickarbeiten überraschen. Diese Handwerker arbeiten wirklich Tag und Nacht, um die Kostüme für mehr als 20.000 Tänzerinnen und Tänzer rechtzeitig fertig zu stellen.


La diablada


Die Diablada gehört wie die Morenada, Caporales, Llamerada, Kullawada, Tobas, Negritos de la Saya, Inkas, Suri Sicuris, Antawaras, Pujllay, Tinkus zu den vielen Tänzen, die während der Wallfahrt oder des Umzugs getanzt werden. Jeder Tanz, jedes Kostüm, jede Choreographie und jede Musik hat eine ursprüngliche und historische Bedeutung.



Die große Wallfahrt beginnt sehr früh am Samstag und dauert bis in die ersten Stunden des kommenden Tages, des Sonntags. Mit den reich bestickten Trachten, Kostümen und Masken tanzen die Tanzgruppen auf den Straßen, wo die mehr als 100.000 Touristen warten. Die Tanzstrecke ist mindestens sechs Kilometer lang und die Tänze dauern ungefähr acht bis neun Stunden.


Die große Wallfahrt endet mit dem Einzug der Tänzerinnen und Tänzer in die Kirche der Jungfrau María del Socavón. Alle Tänzer und Tänzerinnen sind glücklich, zufrieden und dankbar, weil sie ihre Wallfahrt zu Ende bringen konnten. Viele der Tänzer und Tänzerinnen, die zum ersten Mal dabei waren, versprechen der Jungfrau, drei Jahre hintereinander zu tanzen.


Vor diesem Hintergrund ist der bolivianische Unmut darüber verständlich, dass von den Bolivianern hoch geschätzte Symbole ihrer Volksbräuche einmal mehr aus deren Zusammenhang gerissen werden, um damit kommerzielle Schaustellungen zu dekorieren.


Bilder: FACL.

Artikel veröffentlicht in http://bolivien.mediaquell.com/

5 de agosto de 2009

Bolivia...


Estos los caprichosos contornos de mi patria...


Estos los colores de mi tricolor...


Estas algunas de nuestras amargas certezas...


Esta la altura de nuestra dignidad...


Esta la gente más sencilla...


Esta nuestra única utopía...


Fotos: Camilo Cárdenas

4 de agosto de 2009

Quirquincha pionera de la aviación nacional


El Día de la Patria ha sido siempre un buen pretexto para reconocer el significativo aporte de los bolivianos y bolivianas que en días ordinarios pasan desapercibidos. Orgullo inmenso el nuestro –el de las mujeres bolivianas en general y el de las orureñas en particular– de enterarnos con gran satisfacción que el próximo 5 de agosto de 2009 la primera mujer aviadora del país, la orureña Frida Gómez Rossendi, recibirá una de dichas condecoraciones. Es el merecido reconomiento al mérito por haber sido la primera mujer en “culminar un curso de pilotaje en Bolivia, con 33 años de servicio en las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y un récord de servicio de más de 15.000 horas de vuelo”.

Gracias al investigador Miguel Salas y a su reciente trabajo “Oruro, ciudad pionera de la aviación nacional”, los orureños recuperamos la esperanza y reafirmamos la vehemente necesidad de contar con un aeropuerto; entre tanto queda para la historia que fue una quirquincha la primera en surcar los cielos del país.

Datos biográficos

Frida Gómez Rossendi nació en Oruro y fue estudiante del Colegio Santa Ana y actualmente reside en la ciudad de La Paz.

Enlaces relacionados a este tema

http://oruroserespeta.blogspot.com/2009/07/oruro-departamento-de-pioneros-hizo.html

http://lapatriaenlinea.com/index.php?option=com_content&task=view&id=12920&Itemid=32

http://lapatriaenlinea.com/index.php?option=com_content&task=view&id=12242&Itemid=32

3 de agosto de 2009

En defensa de nuestro Carnaval y contra la piratería cultural

Me da bronca que la Miss Perú se presente con un traje estilizado de diablo en el certamen de Miss Universo, me da muchísima rabia, sí. Y no se trata de un fanatismo ciego o recalcitrante sin fundamento. El Carnaval de Oruro ha recibido una de las más altas distinciones internacionales que un evento cultural puede recibir... el reconocimiento como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intagible de la Humanidad. Y si hablamos de símbolos concretos, la diablada es un ícono folclórico en nuestro carnaval, un ícono que a su vez cobija el esfuerzo, creatividad y dedicación de artesanos careteros, bordadores, compositores y danzarines orureños y bolivianos. Se trata de respetar los derechos de autor, pues lo mismo mata esta piratería cultural nuestro patrimonio como lo hacen las fotocopias de libros que se venden sin control en las calles del país.

¿Conflictos? Seguro que van a estar presentes hasta el final de los días, con Chile o con Perú, a lo mejor hasta con Venezuela que también tiene diablos (Los Diablos de Yare), pero si nos quedamos con la boca callada, entonces damos lugar a que este tipo de apropiación indebida del patrimonio cultural boliviano quede impune y sin defensa alguna. El conflicto en este sentido, no tiene porque ser negativo, más bien es una forma de llamar la atención pública internacional, una forma de decir que Bolivia sí existe.

Es triste ver que las embajadas y consulados (no sólo los de esta gestión de gobierno, hablo desde el 2001) que representan al país en el mundo no hacen nada por la promoción de Bolivia como destino turístico cultural. El año que el Carnaval de Oruro fue declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO la Embajada de Bolivia en Madrid-España no tenía ni siquiera un volante informativo, ni siquiera un afiche de promoción de tal evento. Más ejemplos, como boliviana en el exterior siempre tengo que aclarar -y lo hago con gusto- que el Lago Titicaca no sólo es peruano, sino también boliviano. No muchos saben que las ruinas preincaicas de la cultura Tiahuanacota se encuentran en La Paz – Bolivia y que también fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y si hablamos de historia, es ináudito lo que se cuenta fuera del país sobre el conflicto marítimo entre Bolivia y Chile, la desfachatez de decir que Bolivia nunca tuvo mar es, por ejemplo, una aberración histórica que se tiene que desmentir.

En todo caso, yo no me canso y voy a seguir defendiendo lo que es nuestro.

Otras voces y palabras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...