31 de diciembre de 2010

2011

Se acaba. Faltan escasas horas para despedir el 2010. A veces se me hace difícil hacer un balance de lo acontecido, una especie de anuario como hacen los medios de comunicación. Ha sido un año intenso, eso sí que lo puedo asegurar; de reencuentros, de búsquedas, de laberintos, de días de sol y de nieve... de alegrías y tristezas, de recuerdos y vivencias que no se olvidan. Mi esposo y mis hijos me han dado en muchas oportunidades el empujón que me hacía falta para continuar o me han limpiado el parabrisas para poder ver mejor. Gracias a Dios por mi hermosa familia, por la sonrisa y los abrazos de mis pequeñitos; por el maravilloso papá que tienen. Siempre se dice, pero cuando uno se enfrenta a la tarea de construir un hogar, el desafío es grande y lo reasumimos como un propósito permanente y diario.

Espero el 2011 con mucha ilusión, con ganas de seguir teniendo sueños, con más ganas de seguir escribiendo y compartiendo.
Aquí te esperamos 2011, armados de sonrisas, mixtura de deseos, 12 uvas y mucha feicidad.

22 de diciembre de 2010

Retazos de navidad

De pronto, muy pronto, el año se nos acaba. Las calles en diciembre están más concurridas que nunca. Las tiendas y los cafés llenos de gente presurosa y ocupada, con una inmensa lista de obsequios por comprar. Parece que lo que se vaciara es el corazón.
Las calles en diciembre se llenan también de mendigos, de pobres, niños y mujeres, madres. Las esquinas dejan de ser lugares tranquilos, y se colman de manos extendidas y vacías; de impotencias y ojos cerrados.
Las noches de diciembre son un bullicio que no deja escuchar el verdadero llamado de la Navidad: amor, esperanza, fe y paz.

Navidad en la tierra de nadie

Llegaron al anochecer. Hacía frío y estaba nublado. Tan pronto como estuvieron listos salieron a dar un paseo. La medianoche se venía impecable y con ella la Navidad. ¡Otra vez de viaje!, pensaron y era inevitable.
Se sintieron nostálgicos y con especial tristeza. El lugar no les ofrecía mayor inspiración. Entre las sombras de la cordillera lejana, brillaban opacas un montón de estrellitas.
Cada quien recordaba para sí las navidades en casa, en compañía de padres y madres, hermanos e hijos, con muchas risas y caricias. Pero en aquel lugar reinaba el silencio, estaban solos y rodeados de nada. En medio de aquella tierra escucharon como eco la voz dulce de mujeres que cantaban. Asomaron a la iglesia del pueblo y el canto los atrajo aún más.
Se sentaron en la primera fila, los feligreses iban llegando todos en familia. Los más pequeños correteando unos tras otros, con francas carcajadas y ropas sencillas. Los viajeros tenían disipada la tristeza y la paz llegó pronto, cuando se fijaron que en medio del altar un hermoso niño les extendía las manos y les sonreía con amor, entonces dejaron de sentirse solos y compartieron en “familia” el milagro de la Navidad.

El abrazo

Cuando entró a su casa no encontró mucho. Sobre la mesa reposaban doce buñuelos calientitos y un tarro de miel. Todavía traía en sus retinas la imagen de los juguetes y de las vitrinas, de las lucecitas tintineantes y los obesos hombres vestidos de rojo.
Con paso lento y cansado, apareció en medio de aquel pequeño cuarto una mujer anciana y de pelo muy, muy blanco. Contempló a su pequeño y se llenó de gozo. ¡Feliz Navidad! pronunció con dificultad y el pequeño se arrugó entre sus brazos y entonces no necesitaba nada, nada que no fuera aquel abrazo y ese beso cariñoso y húmedo que la mujer había depositado entre sus ojos.
Se sentaron a la mesa y rezaron. Comieron muchos buñuelos con miel y se sintieron felices.

Una noche en Belén, un hermoso niño nació en un humilde portal. Entre pajas y harapos, no necesitaba nada que no fuera amor, esperanza y fe. Gracias, Jesús, por lo que nos has dado, por la alegría y la tristeza; por la soledad y la compañía… por todo lo que nos permites vivir y aprender, gracias.

Publicado en Presencia Juvenil a principios del siglo XXI.

15 de diciembre de 2010

¡Gracias familia venezolana!


No hizo falta que se subieran todos al avión, aquí los tenemos... también en el corazón.

A nuestras familias en Bolivia y en Venezuela, les deseamos una Feliz Navidad y un año nuevo cargado de sorpresas, de mucha salud, de más amor y bendición.


Ilustración: Robert Cárdenas, ¡gracias Bó!

10 de diciembre de 2010

Levanta vuelo la Mariposa en el agua

La Mariposa en el agua levantó vuelo el 25 de noviembre pasado y el primer aleteo ya está en línea, así que los/as espero aquí o allá o en mi otro blog, el que he dedicado a mis descalabros literarios en alemán y en español. Pero para no perder el hilo de este intento de prólogo de la Mariposa en el agua, quería decirles que se trata de un blog de recuerdos de mi última casi década en el exterior, entre España y Alemania y en los que algunos/as de ustedes seguramente encontrarán también algo que contar, así que los/as invito a convertilo en un blog de recuerdos compartidos y si no, pues ya saben que cada uno de sus comentarios obtendrá de mis labios una sonrisa segura.
Por si quedara la duda, este año ha sido el de mi arranque bloguero, gracias a todo/as los/as que me siguen y a los/as que se han tomado el tiempo de leerme y sobre todo, comentarme.

1 de diciembre de 2010

Enciclopedia musical: 6 tomos

Todavía sigo riendo. Quienes visitan mi blog se habrán dado cuenta -quizás- de que intento publicar sólo producciones "made in yo". Sin embargo esta vez la risa y la investigación enciclopédica me llevan a compartir con ustedes los seis tomos más divertidos que he encontrado de esta Enciclopedia Musical (compilación propia).

Índice
Tomo 1: Metafísica popular (Autor: Papirri de Bolivia)

Tomo 2: Cumbia epistemológica (Autor: Le Luthiers de Argentina)
Tomo 3: Cumbia filosófica (Autor: Los Wikipedia)
Tomo 4: Cumbia gramatical (Autor: Los Wikipedia)
Tomo 5: Cumbia matemática (Autor: Los Wikipedia)
Tomo 6: Cumbia geográfica (Autor: Los Wikipedia)

Bienvenidos/as al aprendizaje musical.
Tiempo de escucha total: 25 minutos.
Si se llegan a mirar estos contenidos sin emitir -por lo menos- una mueca que se parezca a una sonrisa, pues entonces recomiendo repasar los tomos por separado.

La compiladora.


 Tomo 1: Metafísica popular (Autor: Papirri de Bolivia)



Tomo 2: Cumbia epistemológica (Autor: Le Luthiers de Argentina)


Tomo 3: Cumbia filosófica (Autor: Los Wikipedia)


Tomo 4: Cumbia gramatical (Autor: Los Wikipedia)


Tomo 5: Cumbia matemática (Autor: Los Wikipedia)


Tomo 6: Cumbia geográfica (Autor: Los Wikipedia)


Otras voces y palabras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...