10 de octubre de 2012

30 de exabruptos



No pelo una. Cada vez que se acerca un 10 de octubre se despierta mi gusano democrático a recordarme que –realmente–  no puedo quejarme de las dictaduras, que lo poco que recuerdo son fiestas familiares a puertas y ventanas cerradas en las que la música y la luz desaparecían como por arte de magia cuando se acercaban los “caimanes”. Y no hablo de la sede de gobierno, sino de una ciudad “endiabladamente” pequeña. ¿Entonces tengo derecho a quejarme de la democracia? Son 30 años de vivir compartiendo con ella y sus exabruptos. De lejos o de cerca, se han acumulado tres décadas de vivencias que vale la pena recapitular.

Mi primer recuerdo de democracia data de 1982. Todavía veo la cara de Siles Zuazo en la televisión y las lágrimas de una de mis tías en el momento de su posesión como Presidente de la República. Eran tiempos de la Unión Democrática Popular (UDP), de los cheques de gerencia que tenían esos colores pastel que poco o nada servían para siquiera comprar pan. Era el final de una serie de dictaduras cuya real dimensión no significan mucho a la edad de 7 años. Mi dormitorio estaba lleno de muñecas y no hacía falta más.

El siguiente recuerdo es de 1986. Contaba con 11 años. Era triste ver la interminable columna de mineros que iban rumbo a La Paz en busca de soluciones a sus demandas, era la Marcha por la Vida. Mi hermana y yo recolectamos algo de ropa y vituallas y nos fuimos a un canal de televisión –quizás el único– a entregar la donación para los marchistas. Algunos años más tarde comprendí el significado de términos tales como “relocalización”, “hiperinflación” y recuperación de la democracia. Algo más que sólo palabras.

En 1997, un poco antes de abandonar las aulas universitarias, la democracia volvió a sorprenderme con la elección democrática y constitucional del exdictador Hugo Banzer Suárez. En los cuentos de hadas los villanos no se convierten a la bondad así nomás, pero en “el país de las maravillas” aquello parecía suceder gracias al indescifrable arte del voto. Difícil digerir tal cosa. Los desaparecidos, asesinados, detenidos y perseguidos cobraron una perspectiva democrática bastante desalentadora con la elección de aquel exgeneral y dejaron de ser algo más que sólo palabras. Ya para entonces la impotencia me había dado un par de duras lecciones que aprender.

Sé que voy a saltos agigantados, olvidando u omitiendo hechos y protagonistas de años que fueron importantes e imprescindibles para nuestra historia democrática, pero permítanme continuar en este tren antes de que la democracia siga acumulando más hechos y protagonistas. No pretendo hacer una sesuda reseña ni un balance del estado en el que esta democracia viene a convertirse en treintañera, simplemente quisiera catalogar los sentimientos que al cabo de estos año me ha dejado y me deja.

Sigo entonces, hasta el 2005. A un poco más de 10 mil kilómetros de distancia, allí en esa otra galaxia, me veo incrédula y esperanzada ante el resultado electoral de aquel año. Después de un sangriento y convulsionado inicio de milenio para Bolivia, era la primera vez que un líder auténtico se hacía de la primera mayoría convirtiéndose en el primer presidente “originario” en la historia del país. Sí, soy una convencida de que se trataba de un líder auténtico que además canalizó –quizás sin proponérselo a esa magnitud– las esperanzas de muchos y de muchas. Pero en democracia se acumulan también los errores y las frustraciones. La desilusión. Esto es lo que he sentido y lo que siento. 

No, no puedo quejarme de la democracia, pero sí del número de muertos que sin necesidad de una bota militar se suman cada día. Creo que otra democracia es posible; sin embargo espero que no necesitemos otros treinta años para conseguirla.

28 de septiembre de 2012

Dos negros marrón


Bien podría haberme quejado de la lustrada que recibieron mis zapatos esta mañana. Antes de solicitar el servicio, me fijé si tenía monedas con las cuales pagar. Con la certeza monetaria confirmada me acerqué al caballero y le solicité el lustre. Tardó un par de segundos en reaccionar a mi pedido y otros tantos en posicionarse sobre su diminuto banquito y comenzar a hacer saltar los cepillos que parecían tener vida entres sus manos y que se resistían a quedarse quietos. 

Poco tardé en darme cuenta de que las ancianas manos del caballero eran las que en realidad, se resistían a hacer su trabajo. Eran unas manos cansadas que mejor función cumplirían acariciando las cabezas de alguno que otro nieto, pero no, el caballero no puede dejar su puesto ni su esquina, tiene que comer.

Repartiendo miradas entre mi reloj pulsera y la pobre agilidad de aquellas manos, me di cuenta de que la negrura de mis botines se fue convirtiendo pronto en un menjunje de betún marrón. No di crédito a mis ojos. "Son negros", pensé boquiabierta. Mis zapatos favoritos son negros, pero allí estaban, "dos negros marrón". Consumado el "negricidio" de mis zapatos, el caballero me golpeó la suela y me dijo "yastá". Yastaban, yestaban. Le alcancé la moneda y me retiré a paso cansino sin poder dejar de mirar mis zapatos y su nueva fachada. Dos negros marrón.

8 de septiembre de 2012

Día del Idioma Alemán – Ich spreche Deutsch!



Mi primer libro de alemán fue un policopiado de color azul que mi mamá había forrado con papel madera y plástico como el resto de todos mis libros escolares. Contaba con ocho años e iba al tercer grado de la primaria, que en aquellos tiempos era el tercero básico. Mi primera profesora fue Frau Córdova, una mujer bajita, sonriente y tan boliviana como todos/as sus alumnos/as, pero que pronunciaba el alemán de una manera –que por ese entonces– nos parecía muy divertida. Permanecen en mi memoria dos nombres que aprendí en aquel primer libro de alemán, el de Lieselotte, la niña de trencitas que aparecía en las primeras páginas del policopiado azul y el de Lumpi, su perro, aquél que no decía “guau, guau, guau” como todos los canes de “ladra hispana”, sino “wau, wau, wau”, como lo hacen los cuadrúpedos del primer mundo... por lo menos en lenguaje escrito.

Cuando cursaba primero intermedio, lo que hoy es sexto de primaria, continué aprendiendo alemán con el maestro Ronald Kentschke, un hombre corpulento y que a todos los mocosos onceañeros nos parecía un gigante rubio y de ojos verde-azulados. Ahora comprendo que era un lujo tener un hablante nativo como profesor que se dedicara a enseñarnos el idioma. Herr Kentschke nos introdujo además, en el mundo del teatro; con él formamos un elenco numeroso que interpretó El Principito – Der kleine Prinz en el escenario del colegio, lo hicimos en alemán y fue una experiencia inolvidable. Después de que Herr Kenstschke se marchara del colegio y del país no supe más de él hasta casi 20 años después. Un día del 2004 me presenté en la secretaría del Centro de Idiomas de la Universidad de Karlsruhe en Alemania para firmar una lista, me llamó la atención leer el apellido Kentschke en la nómina. Imposible, pensé, era el apellido de aquel gigante rubio y de ojos verde-azulados que me había hecho interpretar al Principito en mi natal Oruro. Sería demasiado, me dije y ya que no perdía nada preguntando, indagué con la secretaría. ¡Único! Se trataba de mi maestro. Pedí que me diera sus datos y un buen día lo llamé por teléfono e incluso nos encontramos para conversar (en alemán). Aunque se veía un poco diferente y a mí me daba la impresión de que había reducido de tamaño (yo había crecido en realidad), su timbre de voz y su forma de ser estaban intactas después de casi dos décadas. Todavía no puedo creerlo.

Vuelvo a mi época escolar... en secundaria continué aprendiendo el idioma germano con profesoras europeas, Frau Delia Schipporeit y Frau Angela Sivila. Delia era una mujer bastante corpulenta, maciza y alta, en algún momento llegué a pensar que era la reencarnación femenina de Herr Kentschke. Sus zapatos me parecían inmensos y la bolsa de cuero marrón que cargaba a todas partes, un misterio insondable. Ahora que soy maestra, el misterio está resuelto, sólo que el mío va guardado en una mochila azul. A Frau Sivila la recuerdo desde mis primeros años en el colegio, era la única profesora extranjera del plantel docente que vivía en Oruro. De niña me preguntaba si algún día llegaría a ser mi maestra y tuve la fortuna de que así fuera durante los últimos años de colegiala.

Una vez fuera de las cuatro paredes protectoras de mi Deutsche Schule en Oruro, formalicé mi romance con el idioma en el Goethe Institut de La Paz. Si saco cuentas, fueron largos años de aprendizaje hasta el día que por fin me tocó aterrizar en el monstruoso Aeropuerto de Frankfurt para constatar que aquel idioma que en ciertas etapas me pareció imposible de comprender, era en realidad un llave que me permitiría construir nuevas experiencias, sembrar amistades imperecederas y escribir vivencias que se llevan en el corazón; así también descubrí un país inmenso e intenso en muchos sentidos, una galaxia paralela de encuentros y desencuentros interculturales que siempre vale la pena recordar para volver a aprender. Hoy, 8 de septiembre, Día del idioma alemán, cabe una palabra: DANKE!  

3 de septiembre de 2012

Curso 100% virtual: La Comunicación Intercultural como herramienta en el ámbito laboral




Curso 100% virtual: La Comunicación Intercultural como herramienta en el ámbito laboral 
(3ra. versión)


24 de septiembre al 11 de noviembre de 2012



OBJETIVOS DEL CURSO

  • Entender la importancia y la necesidad de la Comunicación Intercultural en el ámbito laboral.
  • Descubrir habilidades o destrezas y competencias de Comunicación Intercultural entendida como una cualificación profesional imprescindible en el mundo actual.
  • Realizar un taller práctico de ejercicios, estudios de caso y reflexiones a la luz de experiencias de trabajo y expectativas laborales de los participantes. 


CONTENIDO

Unidad 1: ¿Qué es la Comunicación Intercultural? Conceptualización teórica, origen y fundamentos.

Unidad 2: La necesidad de la Comunicación Intercultural en el ámbito laboral. Visiones interdisciplinarias.

Unidad 3: Competencia comunicativa intercultural. Conceptualización teórica.

Unidad 4: Necesidad y aplicación de la Comunicación Intercultural para el desarrollo.

Taller 1: Habilidades, destrezas, estrategias y modelos de aplicación de Comunicación Intercultural en el ámbito laboral.

Taller 2: Ejercicios prácticos. Estudios de caso y reflexiones a la luz de experiencias de trabajo y expectativas laborales de los participantes.

IDIOMA

El curso será dictado en español. This course will be facilitated in Spanish. Nevertheless, it is open to English and German - speaking participants that are able to read and write in Spanish. During the course participants will have bilingual tutorials to facilitate intercultural dialogue.

RESULTADOS ESPERADOS

Al cabo del curso el/la participante contará con un conocimiento básico, interdisciplinario y sólido sobre la Comunicación Intercultural, especialmente en cuanto a las habilidades o destrezas y a las competencias interculturales que se entienden como imprescindibles en el ámbito laboral.

El curso permitirá que los participantes intercambien opiniones y discutan sobre la temática del curso y sobre todo que aprendan mutuamente de diversas experiencias laborales en el área de la Comunicación Intercultural a nivel internacional.

Después del curso se impulsará la creación de una comunidad académica y científica basada en la solidaridad del conocimiento para continuar con la discusión y ampliación de la temática del curso.

A QUIENES ESTÁ DIRIGIDO

El curso está dirigido a estudiantes de postgrado, agentes de cooperación internacional, y profesionales cuya labor está en estrecha relación con el manejo de la Comunicación Intercultural. Se espera que los estudiantes participen activamente discutiendo las lecturas propuestas y compartiendo sus experiencias laborales y académicas referidas a la temática del curso.

DOCENTE

Ana Rosa López de Cárdenas, lic.rer.reg., es licenciada en Ciencias de la Comunicación Social con mención en Comunicación para el Desarrollo y Magíster en Acción Política y Participación Ciudadana en el Estado de Derecho (Madrid-España). Tiene una maestría en Ciencia Regional y Planificación Regional y estudios complementarios en Ciencia Cultural Aplicada (Karlsruhe-Alemania).

DURACION

7 semanas que incluyen una semana introductoria para el manejo del Campus Virtual CEBEM.

BECAS

Se cuenta con un número limitado de becas del 25% para los que se inscriban antes del inicio del curso.

Contacto: consulta_cursos@cebem.org
Docente: Ana Rosa López Villegas
Costo: 200 $us.


23 de agosto de 2012

Baila, baila, sino estamos perdidos

Pina Bausch




¡Qué maravillosa mujer la Pina!

Cuerpos desatados en movimientos que nos recuerdan el vaivén del mar y las copas de los árboles meciéndose con las brisas; o cuerpos aterradores que se vuelven fuego, furia, dolor, pasión, miedo, amor y sufrimiento. Agua, rocas, cuerdas, sillas, cuerpos… sobre todo los cuerpos, todo lo todo de los cuerpos, la expresión de los ojos, el movimiento de los dedos, las caídas libres y la ligereza de los vuelos que no necesitan de alas.

¡Qué maravilloso legado, Pina!

Cuerpos que no pueden danzar si su espíritu no ha reconocido el elixir de expresarse sin necesidad de palabras. ¡Y qué palabras! ¡Qué gritos corporales tan intensos! 

Estas son las sensaciones que me quedan después de haber visto la película Pina en 3D del director alemán Wim Wenders. La coreógrafa alemana, Pina Bausch, nacida en 1940 revolucionó la danza combinándola con el teatro y el canto -entre otras expresiones artísticas- con gran maestría y talento. ¡Qué capacidad de estética tan genuina y capaz de transportar al público al mundo de los sentimientos y las sensaciones! 

  
Llama la atención su elenco intercultural, la capacidad de ganar lo mejor de cada ser. Me quedo con la escena que va acompañada con el tema Luna de Margarita del compositor venezolano Simón Díaz, así me ha pellizcado Pina desde el más allá. 

No son vanas sus palabras: "Tantz, tantz, sonst sind wir verloren".

(Lindo salir del cine bailando y con sonrisa)

1 de julio de 2012

¿No es ineludible respetar la Ley?


Con el título de “La consulta es una obligación ineludible” se publicó hoy domingo, 1 de julio de 2012 en el suplemento Animal Político de La Razón un artículo escrito por el Ministro de Gobierno, Carlos Romero. Tras leer los argumentos esgrimidos por la autoridad de Estado, es imposible quedarse como una lectora de domingo más, menos aún después de haber sido testigo de la llegada a la sede de gobierno de la IX Marcha de los Pueblos Indígenas en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), la Columna Verde que serpenteó por el corazón del país por segunda vez en menos de un año.

Dice Romero: „Si se quiere contribuir de manera coherente en el debate sobre el derecho de los pueblos indígenas a la consulta (previa) es prudente apegarse al espíritu de la Ley”. No, Señor Ministro, aquí nadie pone en duda el numeral 15 del artículo 30 de la Constitución Política del Estado que reconoce el legítimo derecho de los pueblos indígenas a ser consultados por el gobierno A N T E S de tomar medidas legislativas o administrativas; aquí se pone en tela de juicio el erróneo e interesado proceder del gobierno en cuanto a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Igancio de Moxos. Dígame usted ¿por qué motivo no se promulgó una Ley de Consulta Previa A N T E S de que la VIII Marcha se dirigiera a La Paz en agosto de 2011? Explíqueme, por favor, ¿por qué no se aplicó el numeral 15 del artículo 30 de la Constitución que usted defiende como si fuera un indígena A N T E S de aprobar una Ley de Consulta Previa? Le confieso que todavía sigo sin entender, ¿por qué el primer presidente indígena del país no dio encuentro a sus hermanos/as en el camino para escuchar su pedido y sus argumentos tanto en la VIII como en la IX?, ¿cómo es posible que el gobierno se dé el lujo de permitir una nueva marcha indígena sin hacer absolutamente nada para solucionar el conflicto vigente? ¿Apegarse al espíritu de la Ley?, me parece fantástico, entonces, dígame ¿por qué no se apega el gobierno al espíritu de la Ley 180 de Protección del TIPNIS?, ¿por qué el gobierno no respeta esa norma?

Dice Romero: “Por tanto no puede haber movilización ni acción política alguna que impida la aplicación de la Constitución y de esos dos instrumentos internacionales vinculantes” (refiriéndose al Convenio 169 de la OIT y a la Declaración de las Naciones Unidas de los Derechos de los Pueblos Indígenas), son las palabras apropiadas para la boca de un Ministro de Estado, ¿cabe alguna duda? Lo que no cabe en la cabeza del Ministro y –¡qué paradoja!– tampoco en sus ojos, son los miles de pies que por segunda vez en menos de un año recorrieron cientos de kilómetros para llegar a la sede de gobierno en busca de respeto a sus derechos y a sus demandas. Ministro, ¡la marcha está aquí!, por segunda vez en menos de un año los pueblos indígenas Mojeño-Trinitario, Chimán y Yuracaré llegaron a La Paz sumando el apoyo no-político sino solidario de otros tantos miles no-indígenas y/o mestizos, si es que a usted el término no le incomoda como a su colega legislativa Montaño.  ¿No le parece un dejavu social demasiado estruendoso y que ningún gobernante se atrevería a repetir?

Para terminar, pregúntele a su colega Choquehuanca, Señor Ministro, pregúntele si no lo invadió el miedo cuando un grupo de mujeres indígenas “lo secuestró” en Chaparina; acérquese a consultarle, total a usted le es más sencillo hablar con él que con los/as marchistas que están apostados en su sede de gobierno. A mí no va a preguntármelo nunca, pero se lo digo igualmente, sentí mucho miedo cuando vi pasar interminables pochos rojos y mineros con dinamita en mano caminando por las calles de Miraflores el mismo día que llegaba la Columna Verde por Villa Fátima; como muchas otras personas, creí que se avecinaba un enfrentamiento entre hijos de una misma Pachamama, porque sean los campesinos de Omasuyos o los Yuracaré del TIPNIS, este suelo que Dios nos ha puesto por debajo se llama Bolivia, Señor Ministro.

27 de junio de 2012

Llegada de la COLUMNA VERDE a La Paz

Imágenes de la llegada de la COLUMNA VERDE - TIPNIS a la ciudad de La Paz después de 62 días de caminata. Ejemplo de valentía y dignidad. 

12:30 aproximadamente, alrededor de 3000 "ponchos rojos" y mineros se aproximan a la Plaza Uyuni.

"¿Dónde están los Tipnis? ¡Tenemos hambre!", iban diciendo algunos mientras marchaban.

Mineros de Colquiri engrosando la contramarcha. "¡Habrán paso con dinamita, mineros, háganse respetar!, gritaban.

Llegada de la contramarcha al monumento en la Av. Busch. Hubo personas que no pudieron contener los insultos.


Subida de la contramarcha por la Av. Busch en Miraflores.

13:00 aproximadamente, grandiosa entrada de la COLUMNA VERDE a Villa Fátima - La Paz.

Algarabía, emoción, lágrimas.

La gente aplaudiendo a la COLUMNA VERDE.

Encabezando la marcha, la música, la paz, la dignidad.

Bosque de banderas.


13:15 aproximadamente, primer intento de desviar la marcha, esto fue antes de llegar a la Tejada Sorzano. Se temía un enfrentamiento con los ponchos rojos, tensión.

La gente reclamando y discutiendo con la policía para que no desvíen el curso de la COLUMNA VERDE.

La COLUMNA VERDE retoma curso en dirección a la Tejada Sorzano, a pocas cuadras los ponchos rojos estaban llegando a la Plaza Villarroel.

Un simpático gusano verde apoyando y dando la bienvenida a la COLUMNA VERDE (Av. Tejada Sorzano).

Mucha gente apoyando a los/as marchistas del TIPNIS en la Av. Tejada Sorzano (Miraflores)

Muchachas disfrazadas de aves apoyando a la COLUMNA VERDE.



El gusanito tipniano dando paso a la COLUMNA VERDE de valientes.

A su paso por la Tejada Sorzano y en paraelo el mitín de los ponchos rojos en la Plaza Villarroel.

Avanza la cabecera de la COLUMNA VERDE entre gritos de apoyo y aplausos.

Brazos en alto, corazones levantados, ¡bienvenidos/as hermanos/as bolivianos/as!





Activista por el TIPNIS, Daniela Leytón.



Adelante valiente COLUMNA VERDE. 



Campesinos/as de CONAMAQ marchando en apoyo a la COLUMNA VERDE.


24 de junio de 2012

Declaración Internacional de los Pueblos Indígenas sobre el Desarrollo Sostenible y la Libre Determinación

Conferencia Internacional de los Pueblos Indígenas Rio+20 sobre el Desarrollo Sostenible y la Libre Determinación

Cúpula    dos    Povos - Rio+20
Versión Oficial (original inglés) 20 de junio del 2012

Conferencia Internacional de los Pueblos Indígenas Río+20 sobre el Desarrollo Sostenible y la Libre determinación


Museo de la República, 19 de junio 2012, Río de Janeiro



Los resultados de la grandísima y rimbombante Conferencia de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, conocida como Río 2012 o Río+20 se resumen como una sarta de desencuentros voluntarios, indiferencias, desarrollos diversos y maneras diametralmente opuestas de mirar una misma realidad. Río + 20 y la gran pregunta: ¿Fueron 20 años de éxitos o de puro fracasos?

Comulgo plenamente con la Declaración Internacional de los Pueblos Indígenas sobre el Desarrollo, porque aun sin ser indígena, soy una convencida de que la cultura ES la dimensión fundamental del desarrollo sostenible.

Otras voces y palabras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...